Google I/O 2018: Android P deja atrás a los botones y apuesta por los gestos en pantalla