Inteligencia artificial y salud, una unión que busca lograr diagnósticos más precisos y fármacos a medida

Una start-up creada por investigadores del Conicet usa algoritmos para procesar tomografías, radiografías y resonancias con mayor precisión que el ojo humano
Una start-up creada por investigadores del Conicet usa algoritmos para procesar tomografías, radiografías y resonancias con mayor precisión que el ojo humano
María Gabriela Ensinck
(0)
13 de febrero de 2020  • 18:48

Así como Google Health desarrolló un algoritmo capaz de analizar mamografías y detectar precozmente el cancer de mama , la firma argentina Entelai , creada por el especialista en Ciencias de la Computación Diego Fernández Slezak y el neurólogo Mauricio Farez, se dedica al diagnóstico por imágenes asistido por Inteligencia Artificial .

La compañía surgió a partir de la inquietud de Farez, quien a pesar de su vasta experiencia y "ojo entrenado" para analizar imágenes del cerebro, no podían cuantificar al compararlas "si un tumor había crecido un 15 o un 25% respecto del año pasado".

"Para resolver este problema desarrollamos un software de Inteligencia Artificial que no reemplaza al médico especialista -aclara Fernández Slezak-; sino que es un auxiliar que le permite mayor precisión y rapidez a la hora de diagnosticar".

"Con la cantidad de imágenes para diagnósticos actualmente disponibles, y considerando que un especialista debería mirar una cada dos minutos, no alcanza la cantidad de profesionales para procesar semejante volumen de información, más teniendo en cuenta que las personas se cansan, o pueden cometer errores", señala el emprendedor.

El uso de esta tecnología no requiere cambiar los equipos de diagnóstico ni re-entrenar a los profesionales. Y una de sus ventajas es que realiza un reporte automatizado, al que se le pueden incorporar alarmas según los parámetros, y, cuantas más imágenes procesa, mayor es su precisión.

Actualmente, la firma procesa tomografías computadas, mamografías y radiografías. Y próximamente incorporará el análisis de imágenes de lesiones de piel (para diagnóstico de melanoma) y otros estudios como fondo de ojos. "Queremos transformar el sistema de salud mediante el uso de Inteligencia Artificial", asegura el co-fundador de Entelai

Medicina 4.0

La Inteligencia Artificial "está modificando y corriendo el horizonte de la Medicina, porque permite analizar grandes volúmenes de datos y predecir la evolución de enfermedades", señala Julián Maggini, especialista en medicina interna y director del Instituto de Inteligencia Artificial Aplicada de la Universidad Austral.

"Hoy se están aplicando algoritmos de Inteligencia Artificial tanto para el diagnóstico, la gestión de atención hospitalaria como para el desarrollo de nuevos fármacos", apunta Maggini.

Radsquare es una startup brasileña que desarrolló un sistema de Inteligencia Artificial que analiza imágenes termográficas para detectar posibles lesiones -asintomáticas e invisibles al ojo humano- en deportistas de alto rendimiento.

La compañía tiene en desarrollo otras aplicaciones para psiquiatría y detección precoz de tumores cancerígenos.

"Nos enfocamos en la transformación digital de la industria de la salud", comenta Jhonata Emerick, co-fundador de Radsquare junto a Felipe Barjud y Felipe Tancredi. "Al cruzar miles de variables de cientos de miles de personas, gracias al Big Data, pronto será posible identificar grupos y personas en riesgo de desarrollar determinadas enfermedades, así como desarrollar tratamientos y drogas que sean más efectivas en cada caso. Estamos frente a una nueva era de Medicina personalizada, basada en la evidencia empírica de los Datos", asegura Emerik.

La Inteligencia Artificial es una herramienta que permite realizar cómputos con extrema rapidez e identificar patrones que el cerebro humano no es capaz de identificar
David Furman, médico de la Universidad de Buenos Aires e investigador del Instituto Buck de la Universidad de California

Uno de los especialistas argentinos que está trabajando en este campo a nivel internacional es David Furman, médico de la Universidad de Buenos Aires e investigador del Instituto Buck de la Universidad de California. Allí furman dirige un estudio sobre "envejecimiento del sistema inmunológico mediante inteligencia artificial".

"El sistema inmune juega un papel fundamental en el inicio y progresión de la mayoría de enfermedades no-transmisibles", explica Furman a La Nación online. "Poder encontrar biomarcadores inmunológicos de envejecimiento y de patologías crónicas permite en primer lugar detectar tempranamente dichas patologías, descubrir mecanismos de acción que explican la relación entre el sistema inmunitario y dichas enfermedades y desarrollar terapias que modifiquen el sistema inmune para aliviar, detener o, en muchos casos revertir estas enfermedades", detalla.

En este camino, "la Inteligencia Artificial es una herramienta que permite realizar cómputos con extrema rapidez e identificar patrones que el cerebro humano no es capaz de identificar", destaca Furman.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.