La vertiginosa caída de GoPro, el fabricante que revolucionó las cámaras de acción