Las guerras robotizadas aún son una ficción (por ahora)

El actor de Terminator y ex-gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, toma una naranja de la mano del robot Marvin junto a Craig Barrett, CEO de Intel, en la feria CeBit en 2009
El actor de Terminator y ex-gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, toma una naranja de la mano del robot Marvin junto a Craig Barrett, CEO de Intel, en la feria CeBit en 2009 Fuente: Reuters
Los desarrollos militares ponen foco en vehículos dirigidos a distancia y en máquinas para desactivar minas, pero aún no cuentan con la capacidad de participar de forma autónoma en conflictos bélicos
Alex Hudson
(0)
8 de noviembre de 2011  • 10:12

A pesar de que el Departamento de Defensa de Estados Unidos alguna vez predijo que una tercera parte de la fuerza combativa de ese país iba a estar compuesta de robots para 2015, los expertos advierten que las guerras de máquinas vistas en las películas seguirán siendo ciencia ficción por un tiempo.

"Volveré", dijo Arnold Schwarzenegger al representar al asesino cibernético Terminator, quien viajó del año 2029 para matar en 1984 a la futura madre del líder de la resistencia, John Connor. Pero parecería que, cuando se trata de hechos científicos en vez de ciencia ficción, es improbable que nada como él -o quizás se deba decir "nada como eso"- existirá.

Por mucho tiempo ha flotado la promesa de los robots en el hogar y a pesar de que la tecnología está lentamente permitiendo que los robots se acerquen al ámbito doméstico, algunas de las aplicaciones más prácticas hasta el momento son para las operaciones militares.

Lo que los robots han hecho en la guerra moderna no es cualquier cosa. Las máquinas se ocupan de desactivar bombas, detectar minas y entrar a lugares desconocidos antes de enviar soldados, una práctica que los militares piensan está salvando vidas.

Vehículos aéreos no tripulados (UAV por sus siglas en inglés) o aviones teledirigidos ya realizan operaciones militares llevando "cargas letales" sin un soldado a bordo. El director de la CIA se refirió a ello como "lo mejor en términos de confrontar o tratar de perturbar al liderazgo de Al-Qaeda en Pakistán".

Para reemplazar a los burros

Aunque algunos comentaristas la denominan "la guerra teledirigida", el Departamento de Defensa se apresura a asegurar que cuando usa sus robots, sus principales objetivos son "inteligencia, reconocimiento y vigilancia".

En un documento que se refería a un proyecto de 127.000 millones de dólares se decía que entre 2005 y 2030 un tercio de la fuerza de EE.UU. estaría compuesta por robots.

Pero fue descartado en 2009.

Sin embargo, algunos de los prototipos más recientes todavía podrían tornar a los robots en algo común en operaciones militares en el terreno.

El LS3 -conocido como "Alfadog" o "Alfaperro" por los que lo desarrollan- será capaz de cargar hasta 180kg de equipo por distancias de hasta 32km, en un período de 24 horas.

En términos prácticos, eso significa que podría reemplazar a las mulas o burros para llevar cargas pesadas.

Financiado por la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa (DARPA, según sus siglas en inglés) y el Cuerpo de Marines de Estados Unidos, puede aguantar golpes y mantiene su balance cuando lo empujan.

"Durante años trabajé en máquinas que saltaban en una pierna, aparatos chistosos en el laboratorio", le contó Marc Raibert, de Boston Dynamics, al público en una charla en la Universidad de Stanford.

"La cantidad de problemas que persisten y necesitan ser resueltos son pocos. En un par de años me imagino que tendremos robots con piernas en uso".

La manera en que puede enderezarse cuando lo tumban y el ruido que hace cuando se mueve se parece al Terminator y muchos de los que han visto los cortos de video han quedado asombrados por la forma en que se mueve.

Por su parte, el sitio de tecnología Gizmodo declaró que era "el más espeluznante y más asombroso robot cuadrúpedo de la historia".

Sin embargo...

El verdadero escollo para los ingenieros de robótica es que donde el robot falla -y los humanos se lucen- es en contexto y reconocimiento. La gente puede distinguir las cosas rápida y efectivamente desde una edad muy temprana.

Mientras que el trabajo para lograr que los robots sean capaces de sortear terrenos abruptos está en sus últimas fases, la capacidad de reconocer lo que encuentra cuando llega a su destino es mucho más complicado.

"Estamos empezando a mordisquear los bordes de eso", dice Joe Dyer, de la firma iRobot.

"El mundo empezará a cambiar drásticamente cuando los robots tengan la capacidad de manipulación de un niño de cinco años de edad. Eso significa que uno puede empezar a hacer lo básico".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.