Las lecciones que la TouchPad de HP le dejó a la industria

Jon Rubenstein, ex CEO de Palm y vicepresidente de HP, junto a Todd Bradley, vicepresidente de sistemas personales de HP durante la presentación de la TouchPad y la nueva línea de dispositivos con webOS
Jon Rubenstein, ex CEO de Palm y vicepresidente de HP, junto a Todd Bradley, vicepresidente de sistemas personales de HP durante la presentación de la TouchPad y la nueva línea de dispositivos con webOS Fuente: Reuters
La historia detrás de la efímera presencia en el mercado de la tableta y el futuro del sistema operativo webOS, desarrollado por Palm para competir contra Apple y Google en el mundo móvil
Brian Chen
(0)
11 de enero de 2012  • 16:59

La tablet TouchPad de Hewlett-Packard (HP) se constituyó en uno de los nuevos aparatos que fueron observados más de cerca en 2011 (y rápidamente pasó a ser el fracaso más importante del año). El TouchPad, que se suponía era el rival del iPad, de Apple, permaneció apenas siete semanas en el mercado antes de que Hewlett Packard lo aniquilara; se alegó que sus ventas eran bajas.

Los analistas apuntan a una larga lista de factores que se ocultan detrás de la veloz desaparición de la tablet. Pero algunas de las personas involucradas en la creación del software principal de la tablet ahora afirman que el producto casi no tenía posibilidades de éxito.

A ese software se lo denomina WebOS, un sistema operativo construido a partir de la misma tecnología que utilizan muchos navegadores en Internet. Prometía ser más flexible y abierto que el software iOS, de Apple, controlado muy de cerca, y más atractivo que el, algunas veces, poco estable sistema Android, de Google. HP adquirió Palm, el fabricante del WebOS, por 1.200 millones de dólares, en el año 2010, de modo que pudo utilizar el software en productos como el TouchPad .

El WebOS resultó ser algo similar a un activo tóxico. Varios ex empleados de Palm y de HP involucrados en el WebOS señalan que había pocas esperanzas respecto del software desde el comienzo porque la manera en la cual estaba construido tenía fallas muy marcadas.

"Palm estuvo un paso adelante en su época al intentar construir una plataforma de software para teléfonos utilizando la tecnología basada en Internet y nosotros simplemente no pudimos ejecutar un diseño tan ambicioso e innovador", dijo Paul Mercer, un ex director senior de software en Palm, quien supervisó el diseño de la interfaz del WebOS y contrató a los miembros más importantes del equipo. "Quizás nunca podría haber sido ejecutado porque todavía no contaban con la tecnología".

La historia del WebOS también ilustra cuán difícil será para cualquiera organizar un desafío serio con el fin de enfrentar a Apple y a Google, cuando se trata de sistemas operativos destinados a dispositivos móviles. Esas dos compañías han logrado participaciones dominantes en el mercado y la lealtad de miles de desarrolladores de aplicaciones. Muchas otras empresas han escogido a Android para sus teléfonos y también para sus tablets, pero esto las ata fuertemente a Google y dificulta que se destaquen dentro de la gran variedad de productos Android. Al ser propietario del WebOS, HP podría controlar tanto el hardware como el software y podría lograr una relación más directa con los clientes.

Y la caída en las ventas de Palm fue tal porque el sistema operativo estaba basado en tecnología común de Internet; sería más fácil crear un software que atraiga a los programadores para desarrollar aplicaciones WebOS.

Pero el WebOS tenía problemas desde el inicio, cuando Palm lo creó para el teléfono inteligente Pre, señalan ex empleados de Palm.

Mercer era famoso en el mundo del diseño por sus contribuciones en muchos de los productos más importantes de Apple, y Palm lo contrató. Luego de algunos debates internos, la compañía decidió que el WebOS se basara en el WebKit, un motor de software de fuente abierta utilizado en los navegadores para mostrar las páginas de Internet. Mercer dijo que eso era un error porque no permitía que las aplicaciones corrieran con la velocidad suficiente como para equipararse con el iPhone. Pero un ex miembro del equipo de desarrollo de aplicaciones del WebOS afirmó que el tema principal con este sistema era, en realidad, la incapacidad de Palm para convertirlo en una plataforma que pudiera captar el entusiasmo y la lealtad de los programadores externos. No existieron los líderes apropiados y tampoco los ingenieros adecuados para llevar a cabo el trabajo, dijo esta persona, quien se negó a ser nombrada porque todavía mantiene ciertos lazos con HP.

Desde el concepto hasta la creación, el WebOS fue desarrollado en aproximadamente nueve meses, relató esta persona, y la compañía tomó algunos atajos. En un proyecto como este, los programadores generalmente comienzan creando el equivalente a los componentes fundamentales que pueden ser reutilizados y combinados con el fin de crear diferentes aplicaciones. Pero con el WebOS, los empleados de Palm inicialmente construyeron cada aplicación desde cero. Posteriormente, hicieron dichos componentes fundamentales pero fueron puestos a punto una vez por Palm y luego otra vez por HP, lo que forzó a los programadores a volver a aprender cómo construir las aplicaciones del WebOS.

Otro tema importante fue la contratación del personal. En el año 2009, era difícil encontrar programadores que tuvieran un profundo entendimiento del WebKit, señaló Mercer. Además, Apple y Google ya se habían quedado con la mayoría de los talentos más importantes.

Jon Rubinstein presenta la TouchPad, basada en el sistema operativo webOS desarrollado por Palm. Al poco tiempo de su lanzamiento, la tableta fue retirada del mercado
Jon Rubinstein presenta la TouchPad, basada en el sistema operativo webOS desarrollado por Palm. Al poco tiempo de su lanzamiento, la tableta fue retirada del mercado Fuente: AFP

Algunos ex empleados apuntaron a Jon Rubinstein, quien por ese entonces era el jefe ejecutivo de Palm, y dijeron que él falló en conducir al WebOS en la dirección correcta. Dichos ex empleados agregaron que, debido a sus antecedentes vinculados con el hardware, Rubinstein no entendía la logística de crear un nuevo y poderoso sistema operativo, y él fue finalmente el responsable de la decisión de usar el WebKit como base. Rubinstein todavía trabaja en HP; la firma no permitió que él hiciera comentario alguno sobre el tema.

El Pre salió a la venta en el mes de junio de 2009 y recibió, en general, elogiosos comentarios de parte de sus críticos, quienes lo consideraron un dispositivo sólido, con elementos de diseño innovadores que rivalizaban con el iPhone. Por su parte, Sprint dijo que era el teléfono que más rápido vendió de todos.

Pero los clientes inmediatamente reconocieron que el teléfono era demasiado lento, expresó el ex empleado de Palm que trabajaba en aplicaciones, y "esto llevó a tasas de rendimiento extremadamente elevadas". También hubo quejas porque el teléfono se encendía o se bloqueaba espontáneamente.

La compañía tenía suficientes empleados como para hacer que el Pre saliera a la venta, pero subestimó la cantidad de personas que necesitaría para realizar las mejoras, relató el ex empleado.

Apenas seis meses después de la presentación del Pre, un analista de Northeast Securities dijo que sus ventas estaban en un "considerable deterioro".

Palm se puso a la venta en abril del año 2010. Pronto atrajo a HP, que esperaba usar el WebOS con el fin de acelerar sus esfuerzos vinculados con el smartphone y la tablet.

Pero a medida que HP absorbía a Palm, importantes miembros del equipo del WebOS iban desapareciendo. Mercer ya se había ido de la compañía. Peter Skillman, el vicepresidente de diseño en Palm, finalmente cambió su puesto por un trabajo en Nokia. Matias Duarte, el vicepresidente de interfaz humana y experiencia de usuario del WebOS, se fue de la empresa un mes después de la adquisición y comenzó a trabajar en Google. Diversas personas dijeron que su partida fue una gran pérdida. "Él fue el WebOS", dijo de Duarte el ex miembro del equipo de software del WebOS. "Cuando él se fue, el vacío simplemente se podía palpar. Lo que ves es francamente un puñado de empleados de tercer o cuarto rango que se lanzan sobre el WebOS tras su partida". Por su parte, Duarte no respondió la solicitud para realizar una entrevista.

HP pronto atravesaría sus propios cambios importantes. En agosto de 2010, Mark Hurd, el jefe ejecutivo, renunció en medio de acusaciones por acoso sexual y H.P. nombró a Léo Apotheker en su reemplazo. Bajo el liderazgo de Apotheker, HP redobló sus inversiones en el WebOS con el anuncio de dos nuevos smartphones y el TouchPad, la primera tablet con WebOS. Al igual que el iPad, de Apple, el TouchPad tenía una pantalla táctil de alrededor de 24 centímetros (9,7 pulgadas) y el modelo más barato costaba 500 dólares.

Apotheker dijo que el WebOS se expandiría a más dispositivos, incluyendo a las computadoras personales y a las impresoras. Y HP proporcionaría aquello que Palm carecía: recursos, ingenieros y poder de marketing.

"Palm era una compañía sedienta de inversiones", dijo Apotheker en una entrevista que tuvo lugar en la conferencia D9 sobre tecnología, en el mes de junio. "No tenía el alcance, no tenía la capacidad. Y, a pesar de crear algunas tecnologías grandiosas, no pudo crear calidad en el producto final y en el hardware".

El TouchPad salió en julio, meses después de que Apple diera a conocer el iPad 2, que era significativamente más delgado y rápido, por el mismo precio: 500 dólares. La nueva tablet tuvo críticas poco entusiastas. "No hay una manera más garantizada de hacer que un tren descarrile a baja velocidad que hacerlo viajar como si fuera un tren descarrilado a baja velocidad", escribió Matt Buchanan, de Gizmodo.

Era claro que el TouchPad no era un éxito, pero sin embargo conmocionó al mundo de la tecnología cuando HP lo retiró del mercado tan rápidamente (y dijo que dejaría de fabricar el hardware para el WebOS). Posteriormente, la compañía afirmó que cancelaría 3.300 millones de dólares, la mitad de lo que provino de la "reducción del negocio de dispositivos con el WebOS de H.P."

Un ex empleado de ventas de Palm, que trabajaba en el equipo del WebOS, en HP, dijo que la compañía expandió el equipo con "capas" de vicepresidentes y agregó cientos de ingenieros para desarrollar el TouchPad.

Esta persona, que se negó a ser nombrada porque no quería comentar públicamente temas internos de HP, afirmó que muchos ex empleados de Palm se quedaron en la compañía porque tenían pasión por el WebOS. "La gente de HP venía y decía que la visión de la compañía era colocar el WebOS en todo su hardware", declaró la ex empleada. "El WebOS se convirtió en el nuevo juguete, pero luego simplemente lo abandonaron".

En el mes de septiembre, HP despidió a Apotheker alegando "debilidades" en su capacidad para alcanzar objetivos y para comunicarse. Apotheker fue reemplazado por Meg Whitman, ex presidente de eBay.

A los tres meses de estar trabajando, Whitman anunció que HP daría a conocer el código del WebOS para que cualquiera pudiera utilizarlo, lo que resultó ser similar a la estrategia de fuente abierta de Google con Android. Si los programadores externos y los fabricantes de dispositivos terminan mejorando el software, H.P. podría posiblemente reconsiderar su decisión de librarse del hardware basado en el WebOS.

Asimismo, Whitman dijo que 600 empleados todavía estaban trabajando en el WebOS. "Al contribuir con esta innovación, HP desata la creatividad de la comunidad de fuente abierta para promover una nueva generación de aplicaciones y dispositivos", afirmó Whitman en una declaración.

Sam Greenblatt, quien es el principal funcionario de tecnología en HP, reconoció en una entrevista que las versiones anteriores del WebOS podían ser lentas. Pero dijo que las recientes mejoras en el WebKit y en el WebOS en conjunto habían acelerado el rendimiento. Él compartió las constantes ambiciones de H.P. respecto del WebOS: que finalmente se expanda a las computadoras, a los televisores, e incluso a los automóviles. "El objetivo número 1 es llevar al código al siguiente nivel", afirmó.

Pero Mercer insistió en que el WebKit dejaría al WebOS sin potencia, si se lo compara con el software de Apple.

"Si el obstáculo es construir un software de tipo Cupertino en términos de capacidad de respuesta y belleza", dijo, "entonces el WebKit sigue sin estar listo para recibir a una mayor "audiencia", porque Internet todavía no puede ofrecerlo".

Traducción de Ángela Atadía de Borghetti

Por: Brian Chen
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.