Llega la realidad virtual descartable

Google lanzó en 2014 sus cascos de VR de bajo costo; ahora, ya se fabrican en el país
Franco Rivero
(0)
8 de agosto de 2015  

El Oculus Rift, un casco de realidad virtual desarrollado por la empresa Oculus VR (hoy propiedad de Facebook; VR es por Virtual Reality), fue el responsable de traer la realidad virtual como tema de debate, dando, incluso, el puntapié inicial para que otras empresas pusieran de nuevo el ojo en esta tecnología.

El principal problema que presentan los famosos Oculus Rift es su precio. El casco, que funcionará de forma nativa en Windows 10 y la Xbox One y que se lanzará en 2016, tendría un valor en el orden de los 1000 dólares.

La realidad virtual no tardó en despertar a otro gigante: Google, que presentó Cardboard en su reunión anual I/O de 2014. Este casco de realidad virtual es de cartón. Sí, cartón. Se trata de la respuesta económica para que cualquiera que lo desee pueda tener una experiencia virtual con una mínima inversión de dinero.

Los cardboard utilizan un smartphone para la proyección de las imágenes. Por tal motivo, solo están compuestos por un par de lentes biconvexos de 40 mm de distancia focal y un disco magnético de neodimio que permite la interacción con el celular.

Mercado local

El casco de realidad virtual de Google es, además, de código abierto. La compañía publicó un tutorial paso por paso que permite que, tanto fabricantes como usuarios que se animen al desafío, puedan construir sus lentes de manera casera. Esto permitió que varias empresas locales ofrezcan sus propios lentes de realidad virtual en los sitios de subastas a precios muy accesibles que oscilan entre los $ 230 y $ 350.

Nicolás Roble, es un joven oriundo de Córdoba que aprovechó su experiencia en fabricación de cajas y corrugados y se lanzó a la aventura. En diálogo con LA NACION explica que: "Hace algunos meses comencé con mi emprendimiento llamado Iguana Toys y arranqué con una producción pequeña de 500 unidades al mes y en estos momentos estamos fabricando alrededor de 1000 lentes de realidad virtual mensuales trabajando tanto como minoristas y mayoristas".

Apps virtuales

Luego de adquirir los lentes y antes de ubicar el smartphone en su habitáculo, se deberá descargar una serie de apps desde el store online del celular.

Hay que decir que, si bien funcionan tanto en plataformas Android como en iOS, en esta última hay menos apps para aprovechar esta tecnología. Lo interesante es que muchos de los programas están desarrollados con el motor Unity, por lo que puede ser portados a Android y iPhone desde el mismo código fuente.

El punto de partida para comenzar con la experiencia virtual es instalar la aplicación oficial, llamada asimismo Cardboard, y que está disponible para Android y iOS (iPhone).

Esta app permite, por ejemplo, acceder a un canal de Youtube especial que cuenta con conciertos y recitales que ubican al usuario en una butaca del teatro. Con solo girar la cabeza se puede observar alrededor como si se hubiesen comprado los tickets en la boletería.

Desde esta app también se podrá visitar el espacio exterior y acceder a una serie de demos y tutoriales para la correcta utilización del dispositivo.

La lista de aplicaciones para utilizar con los lentes es muy extensa pero algunas recomendadas para comenzar son, por ejemplo, Roller Coster VR, una montaña rusa con una gran experiencia de inmersión que ubica al usuario en un carro mientras realiza un recorrido entre montañas con varias subidas y bajadas frenéticas. También Virtual Reality, desarrollado por VRSE, un completo canal de experiencias virtuales en la que cada una debe ser descargada por separado (ocupan aproximadamente 600 MB cada una).

Entre las experiencias ofrecidas por VRSE se encuentran una caminata por Nueva York, visitas a lugares de montaña y hasta participar de un programa de Seinfeld desde la tribuna. Otra app pone al espectador en un concierto de Paul McCartney, mientras que, para recorrer las calles en 360° solo hay que habilitar la vista de realidad virtual en Google Street View.

Experiencia de uso

Una de las preguntas que muchos usuarios se pueden hacer es, ¿Cuáles son las diferencias de usabilidad entre los Oculus Rift y Cardboard? Maximiliano Firtman fue uno de los asistentes del Google I/O el año pasado, evento en el que recibió un par de lentes. En diálogo con LA NACION, cuenta que: "Cuando recibí los Cardboard lo primero que pensé fue: ¿Es esto un chiste?. Luego de armarlo, la siguiente reacción fue: Lindo juguete. Y tras probar algunas apps me di cuenta de que los lentes tenían un gran potencial". Comparando los Oculus Rift con los Cardboard, la reflexión de Firtman es muy auspiciosa. "Los Cardboard es de esas genialidades ultra económicas. La tecnología de fondo es parecida a los Oculus, aunque la experiencia del Cardboard es menos inmersiva. Primero porque depende de que sostengamos el lente con la mano por lo que hace que las sesiones de uso sean más cortas. Luego está la definición que es menor en los lentes de Google y según el juego o app, la tasa de refresco utilizada hace que los Cardboard puedan marear un poco más", afirma.

La observación viene bien para advertir sobre el efecto de Mal de Mar que puede causar la realidad virtual en algunas personas. Antes de experimentar con esta tecnología, conviene informarse sobre este asunto.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.