Robots: de bolsillo (y con celular), o como una chica de pelo largo

Robohon es un robot que también funciona como teléfono celular
Robohon es un robot que también funciona como teléfono celular Fuente: Reuters
Confirman la venta para mayo de Robohon, un pequeño robot que también se puede usar de smartphone; en China presentan a Jia Jia, la primera humanoide diseñada en ese país
(0)
15 de abril de 2016  • 12:19

El primer celular robótico, Robohon, un robot de bolsillo entre cuyas funciones se encuentran la de caminar o bailar, y que además sirve de teléfono inteligente, saldrá a la venta en Japón el próximo 26 de mayo, informó ayer la compañía Sharp.

La compañía con sede en Osaka, en el centro de Japón, que se ha encargado del desarrollo del dispositivo junto al ingeniero nipón Tomotaka Takahashi (padre de Kirobo, el primer robot astronauta), ya ofrece la venta anticipada del aparato a través de su página web desde 198.000 yenes (unos 1800 dólares).

Este robot humanoide de 19,5 centímetros de altura y 390 gramos de peso, que aspira a liderar ese tipo de telefonía móvil, puede utilizarse además como proyector de videos, fotos o mapas, y ofrecerá una amplia gama de aplicaciones basadas en la conversación con el androide, detalló Sharp en un comunicado.

Robohon puede recordar los rostros de las personas que registra a través de su cámara frontal y llamarlas por su nombre.

El anuncio del lanzamiento de Robohon se produce tras la compra del 66 por ciento del fabricante japonés de electrónica por la compañía taiwanesa Hon Hai (más conocida por su división de manufactura, Foxconn), una adquisición por 388.800 millones de yenes (3470 millones de dólares) que se formalizó el pasado 2 de abril tras una larga negociación entre ambas empresas.

La china Jia Jia

La humanoide Jia Jia
La humanoide Jia Jia Fuente: Archivo

China ya tiene su primer robot interactivo, la "diosa" Jia Jia, una máquina con apariencia de mujer china, atractiva y joven, que es capaz de hablar y sincronizar su discurso con el movimiento de sus labios, y mostrar expresiones faciales.

"No te acerques demasiado cuando me hagas una foto. Parecerá que tengo la cara más gorda", le espetó Jia Jia a uno de los asistentes a su presentación, celebrada en Hefei, capital de la provincia oriental de Anhui, según recoge en una nota la agencia oficial china Xinhua.

Ataviada con un vestido de corte largo y brillos dorados, y un chal rojo sobre sus hombros, Jia Jia fue presentada hoy por sus creadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China (USTC) en Hefei, un equipo de investigación y desarrollo de robótica que llevaba trabajando en este modelo tres años.

El director del equipo, Chen Xiaoping, explicó que Jia Jia puede mover su cuerpo, mostrar expresiones faciales e incluso mover los globos oculares de manera natural.

"Hola a todos, soy Jia Jia. íBienvenidos!", dijo durante la presentación la robot que, sin embargo, no tiene la capacidad de llorar ni de reír.

"Esas son áreas a desarrollar", señaló Chen al respecto, y comentó que seguirán trabajando para conseguir que su mujer robotizada, de cabello largo y moreno, desarrolle "habilidades de aprendizaje", y pueda reconocer expresiones faciales para poder interactuar con humanos de una "manera más profunda".

A través de estas mejoras, Chen esperó que Jia Jia pueda convertirse en una robot inteligente, "una diosa".

A pesar de la buena acogida, Chen reveló que, "de momento", su equipo descarta que su modelo se comience a producir de forma masiva en fábricas, mientras crece el interés por los robots en el país.

La robótica es una de las diez áreas señaladas por Pekín como prioritarias en su estrategia "Made in China 2025", que pretende remodelar la base industrial del país para orientarla hacia áreas más intensivas en tecnología y menos en mano de obra.

Agencia EFE

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.