Los secretos tecnológicos detrás de Bandersnatch, la película interactiva de Black Mirror

La posibilidad de elegir diferentes finales es sólo uno de los desafíos tecnológicos a los que se enfrentó Netflix con "Bandersnatch"
La posibilidad de elegir diferentes finales es sólo uno de los desafíos tecnológicos a los que se enfrentó Netflix con "Bandersnatch"
(0)
3 de enero de 2019  • 11:00

Como si se tratase de un episodio de la popular serie, que muestra los peligros de la adicción a la tecnología, la semana pasada Netflix sorprendió estrenando sin aviso Bandersnatch, un film interactivo que mantuvo a millones de espectadores en todo el mundo tomando decisiones por Stefan Butler, un joven y atribulado programador. Si bien existían antecedentes de esta tecnología aplicada a la ficción (desde la clásica colección Elige tu propia aventura hasta episodios especiales de la propia Netflix: El gato con botas o la traslación al streaming interactivo del juego Minecraft: Story Mode), se trata de una experiencia inédita por ambición y escala, que requirió mucho trabajo no sólo para ser escrita y filmada, en un rodaje con muchos inconvenientes, sino también para poder adaptarse a diferentes dispositivos, un desafío que terminó con varios dolores de cabeza.

Luego de la sorpresa inicial de un lanzamiento del que se había rumoreado pero no había certezas, Netflix optó por un silencio hermético a la hora de contar detalles de cómo se creó esta ficción. Ahora, a menos de una semana de su estreno, decidió revelar algunos de sus secretos en este video:

"Parte de lo emocionante de trabajar en Netflix es trabajar constantemente en entender qué es la TV por Internet. Y es una gran responsabilidad porque estamos innovando en esta nueva manera de contar cosas. Habíamos trabajado la idea de videos interactivos con un par de especiales infantiles y nos preguntamos por qué no dábamos el siguiente paso y lo hacíamos para adultos. Y necesitamos encontrar la historia y los compañeros perfectos para hacerlo", aseguró Todd Yellin, VP de producto en la compañía.

Así llegaron a Black Mirror , la serie sobre los efectos de la tecnología en hombres y mujeres creada por Charlie Brooker. Sin embargo, cuando este guionista inglés y su socia, la productora Annabel Jones, escucharon la propuesta de Netflix, la rechazaron. "No nos interesó hasta que poco tiempo después, para mi desagrado, tuve una idea que era apropiada para esta nueva experiencia", recordó Brooker.

Pero tener en mente la historia era sólo el inicio: "En un comienzo pensé que iba a ser sencillo, que sólo necesitaba unos diagramas y listo. Pocos meses después, todo había crecido exponencialmente". A las pocas horas de estrenado Bandersnatch muchos usuarios de Internet se propusieron armar un mapa de las decisiones que se podían tomar en la ficción y sus consecuencias. Para su sorpresa, armar ese gráfico fue muy arduo ya que hay decenas de finales posibles y las combinaciones que pueden darse son potencialmente miles.

Esta exponencialidad obligó a Brooker y el equipo de guionistas de Black Mirror a crear su propia aplicación para escribir los libros, ya que las herramientas disponibles no eran suficientes. Esto impidió que la historia estuviese lista a tiempo y en el comienzo de la filmación aún había escenas que no estaban escritas, algo terriblemente problemático. "En un punto, el rodaje se terminó pareciendo más a la escritura de un software, en donde no teníamos todas las respuestas, que a la filmación de una película", explicó el productor Russel McLean.

Mientras la filmación continuaba, el siguiente desafío fue cómo aplicar la idea de las opciones en pantalla. Allí probaron muchas ideas para poder tener una interfaz que fuera sencilla para el espectador pero que, a la vez, le generara un compromiso activo con lo que estaba viendo. Netflix es muy cuidadosa en dejar en claro que son una compañía de contenidos visuales y entretenimiento, pero no de videojuegos. Sin embargo, mucho de Bandersnatch se siente como una aventura, en la línea de tantos títulos en donde hay que tomar decisiones. Y luego de varias pruebas, al parecer se inspiraron en la industria del gaming para crear la barra inferior donde aparecen las alternativas a elegir, acompañada por una línea que se va acortando con el correr de los segundos, para poner en evidencia que hay un tiempo límite para tomar la decisión, y de paso generar algo de ansiedad y no "enfriar" la trama.

Trailer de "Bandersnatch", el film interactivo de Netflix

01:30
Video

Una vez que tuvieron todo el material filmado -si bien no hay cifras oficiales, se estima que hay cinco horas de contenido disponible y que el presupuesto que tomó hacer Bandersnatch es apenas menor al de una temporada completa de Black Mirror- el área de tecnología de Netflix tuvo que trabajar arduamente para lograr que la experiencia interactiva fuera posible en los cientos de dispositivos en donde se puede disfrutar, desde Smart TV hasta decenas de modelos de celulares, consolas de videojuegos, tablets y computadoras. No fue sencillo y no se logró la adaptación completa, ya que el episodio no puede verse ni en Apple TV ni se usa Chromecast, por ejemplo. No hay detalles de la lista de dispositivos no compatibles.

" Bandersnatch es muy ' Black Mirror' y tiene muchos elementos de la serie trabajando a la vez... ¡y parece que funciona!", concluyó Brooker. Lo cierto es que la interactividad es sólo un condimento de este film. Hay muchas referencias a otros episodios y, si uno tiene buen ojo, descubrirá un código QR que lleva a una ficticia página web de Tuckersoft, la empresa de videojuegos de la trama. Así se puede jugar a Bandersnatch, el videojuego que creó Stefan Butler.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.