Las dudas de Twitter ante una posible una salida a bolsa