Cayo Santa María, la playa cubana en alza

Hasta hace poco casi secreto, es el más jóven y prometedor de todos los cayos que pespuntean el norte de la isla, con sucesión de hoteles de cuatro y cinco estrellas, all inclusive sin excepción.
(0)
5 de abril de 2011  • 00:00

Sus playas de arena blanca como talco se unen a tierra firme a través de un monumental pedraplén, una lengua de asfalto que surca literalmente el mar desde el pueblo de pescadores de Caibarién. Por éste se llega también al cayo Ensenachos, un antiguo asentamiento aborigen con forma de herradura y las dos mejores playas del archipiélago: Ensenachos y Mégano. El privilegio de conocerlas se reserva para quienes se hospedan en el exclusivo hotel Royal Hideaway, cuyo lema es "una isla, un hotel". Por sus lujosas suites- con mayordomo incluido- pasaron Sting, Plácido Domingo y varios presidentes latinoamericanas.

Hay además un mundo extrahotelero llamado "pueblo", concebido como área común de entretenimientos para todos los resorts, donde se pueden encontrar restaurantes de comida étnica, plaza de artesanos, bowling, spa y discoteca.

DÓNDE DORMIR

Meliá Las Dunas

Flamante resort cinco estrellas all inclusive con habitaciones que miran al mar, varias opciones de restaurantes, piscinas, deportes acuáticos, spa y animación. T: (0053-42) 35-0100 I jefe.ventas.mld@solmeliacuba.com I www.solmeliacuba.com

Sol Cayo Santa María

Opción un poco más económica de la cadena Sol Meliá, de perfil familiar. T: (0053-42) 35-1500 I sol.cayo.santa.maria@solmelia.com I www.solmeliacuba.com

Royal Hideaway

All inclusive de lujo, con acceso a las paradisíacas playas Ensenachos y Méganos. No aceptan niños menores de 13. Entre sus servicios se destacan el spa, conserje en cada bungalow, conciertos de jazz, obras de teatro y clases de yoga. Además, tiene una cocina más sofisticada que la media. Cayo Ensenachos I T: (0053-42) 35-0300 I jreservas@ensenachos.co.cu I www.royalhideawayensenachos.ca Publicado en noviembre de 2010.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.