A poco más de una hora en auto desde el centro de la ciudad, o en avión con un vuelo low cost, noviembre se presenta ideal para conocer estos destinos cercanos y aprovechar las horas de descanso al máximo.
A poco más de una hora en auto desde el centro de la ciudad, o en avión con un vuelo low cost, noviembre se presenta ideal para conocer estos destinos cercanos y aprovechar las horas de descanso al máximo.
(0)
4 de noviembre de 2019  • 14:47

El próximo lunes 18 de noviembre es feriado por el Día de la Soberanía Nacional y, de acuerdo con el calendario nacional, se trata del último fin de semana largo del año, una fecha ideal para aprovechar el tiempo al máximo y esperar la llegada del 2020 con aires renovados.

A poco más de una hora, saliendo en auto desde la ciudad de Buenos Aires hacia el norte de la provincia, o tomando un vuelo low cost rumbo a Cuyo o Patagonia es posible arribar a uno de estos 5 destinos extraordinarios para descansar y retornar con las pilas totalmente cargadas.

Un pueblo en pocas cuadras (Carlos Keen)

Hay que conocer Carlos Keen al menos una vez en la vida. A menos de cien kilómetros de la ciudad de Buenos Aires y a sólo 15 de Luján, es un pueblo bonaerense súper pequeño fundado en 1881 y trazado en algunas pocas cuadras en torno a la vieja estación de ferrocarril del ramal Luján-Pergamino.

Actualmente tiene 500 habitantes, una arquitectura típica del interior y una buena oferta gastronómica, algunas más gourmet y otras más caseras de estilo campo, pero todas con buen servicio e incluso alguna de ellas solidaria y agroecológica, como el comedor Los Girasoles.

Dentro de la oferta para hospedarse hay una hostería y una posada, y también algunas casas en alquiler, por eso hay que anticiparse con las reservas, pero también se puede optar por alojarse en Luján, a pocos minutos de ahí.

La cuna de la tradición (San Antonio de Areco)

En noviembre los paisanos de todo el país se reúnen en los distintos pagos para celebrar el Día de la Tradición, que se celebra en homenaje al nacimiento de José Hernández (1834-1886), autor de "El gaucho Martín Fierro".

El epicentro es en San Antonio de Areco, "cuna de la tradición" gauchesca donde todos los años cerca de tres mil paisanos y paisanas desfilan por las calles del pueblo con sus caballos, cuchillos y recados.

El espectáculo es único en el mundo y merece ser vivido al menos una vez en la vida, pero si no se puede ir en esa fecha (el 10 de noviembre) el pago igualmente está listo para recibir visitantes durante todo el año. Para el fin de semana largo siempre se recomienda reservar alojamiento con anticipación (cuenta con estancias, hoteles y casas de familia).

Está a poco más de una hora en auto desde la ciudad de Buenos Aires, tiene una oferta muy variada de alojamiento, gastronomía de campo de muy buena calidad y oferta de ropa típica. Los paisanos tienen permitido andar con el cuchillo en la cintura, hay pulperías como las de antes y también la fábrica de los mejores chocolates y alfajores de la zona, la Olla de Cobre.

La capital de la ensaimada (San Pedro)

San Pedro está a medio camino entre la capital federal y Rosario, es una ciudad con puerto en la margen derecha del río Paraná y se caracteriza por sus plantaciones de duraznos, naranjas y rosales.

Los lugares típicos para conocer son el El balcón del río Paraná, la laguna San Pedro y el Boulevard la Costanera. Es un lugar ideal para hacer actividades de cara al río y cuenta con un camping municipal y otro privado. Su producto gastronómico más emblemático es la "ensaimada": una masa azucarada, fermentada y horneada hecha con harina, agua, azúcar, huevos, masa madre y manteca de cerdo originaria de Mallorca.

Vino y patrimonio nacional (Mendoza)

Con vuelos accesibles en valor y frecuencia, es posible hacer una escapada a la ciudad de Mendoza y vivir una experiencia inolvidable al este de la cordillera de los Andes.

Más allá de contar con las regiones enológicas y las bodegas más afamadas que le otorgaron el título de capital nacional del vino argentino, se puede disfrutar del elixir de Baco y su excelente comida sin salir de la capital, mientras se conoce lo más antiguo del patrimonio histórico nacional.

La ciudad tiene un clima agradable en noviembre, entre los 14 y los 29 grados, y cuenta con calles amplias y edificios art déco. El parque General San Martín tiene un rosedal, el estadio de fútbol y la universidad. Y en la Plaza Pedro del Castillo está Museo del Área Fundacional donde pueden verse los restos de la ciudad que destruyó un terremoto en 1861.

El camino de los 7 lagos (Patagonia)

El camino o circuito de los 7 lagos une a la ciudad de San Martín de los Andes con la localidad de Villa La Angostura, en la provincia de Neuquén, y tiene una longitud de 108 kilómetros.

Hacer ese camino es como conocer lo mejor de la Patagonia condensada en un trayecto más bien corto, con dos parques nacionales, el Lanín y el Nahuel Huapi, y los siete lagos (Lácar, Machónico, Falkner, Villarino, Lago Escondido, Correntoso y Espejo).

Las vistas, con los espejos de agua entre turquesas y esmeraldas, las montañas y el bosque patagónico de fondo se suceden a lo largo de todo el recorrido por la ruta 40 y son alucinantes, verdaderamente únicas; no tienen nada que envidiarle a ningún paisaje de cualquier otra parte del mundo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.