srcset

Turismo

Miami, en plan low cost

Lucila Marti Garro
(0)
20 de octubre de 2019  

Sugerencias para animarse al transporte público, opciones de gastronomía accesible, paseos baratos y compras con descuentos para disfrutar sin reventar la tarjeta de crédito.

TRANSPORTE

¿Alquilar o no alquilar auto? Depende qué tipo de viaje quieras hacer. En la mayoría de los casos, alquilar auto es la opción más cómoda y no tan cara para moverse libremente y recorrer mucho, más aún si se trata de una familia.

Afortunadamente, gracias a Uber y el sistema de transporte público cada vez más amplio, moverse por Miami sin auto ya no es tan difícil como antes. Sólo requiere conocer los diferentes sistemas de transporte, recorridos, y consultar la Web oficial.

Los sistemas más usados son el Metrobus y Trolley, si bien también están las redes ferroviarias (Metromover, Metrorail y Tri-Rail).

El metrobus ofrece una red de micros limpios y con aire acondicionado. La frecuencia está cronometrada y varía por ruta, día y hora de la semana: puede pasar cada 10 y hasta 45 minutos.

Un tramo cuesta desde $2,25; niños hasta un metro de altura viajan gratis. La tarifa varía según el micro y la distancia, pero en general el tope máximo es 3 dólares.

Desde el aeropuerto de Miami, los colectivos que van a Miami Beach corren cada 30 minutos desde las 6 hasta las 23:40 todos los días. Por sólo $2,65, llegar a la isla es fácil y conveniente. Los micros tienen incluso lugar para almacenar el equipaje.

El Metromover, que recorre el Downtown, no cobra pasaje
El Metromover, que recorre el Downtown, no cobra pasaje Crédito: Shutterstock

En la pagina del metrobus, bajo la pestaña trip planner (www8.miamidade.gov/global/transportation/metrobus.page) se puede poner cualquier origen y destino, y el sistema arrojara los colectivos que hay que tomar, cada cuanto pasan, qué caminata requiere y el tiempo total de transito. Por ejemplo, si estoy en South Beach y quiero ir a Wynwood (en el continente), me indica que debo caminar 5 minutos hasta la parada, luego tomar el 120 dirección Downtown y combinar con el 2. El sistema predice la hora de llegada.

El Downtown, Bayside Marketplace, Dolphin mall, Wynwood, Design District, Lincoln Road, Ocean Dr, y otros destinos turísticos están al alcance del Metrobus. Al aeropuerto de Miami llegan nueve líneas, pero la 150 viaja sin escalas a la playa.

El mapa completo con todas las rutas se puede descargar de www8.miamidade.gov/transportation-publicworks/routes.asp

También es útil bajar la app Miami-Dade Transit Tracker para rastrear los micros.

El trolley por su parte es un colectivo que simula un antiguo tranvía, y lo mejor de todo, ¡es gratis! Cada ciudad tiene el suyo y con su propio color. En el continente, estos vehículos naranjas y verdes operan en el Downtown, Brickell, Coconut Grove, Coral Way, Edgewater, Little Havana, Wynwood, Doral y más. También hay un tranvía que opera en Miami Beach. El servicio recorre la playa desde la calle 1 a la 88, y dentro de sus cuatro líneas distinguidas por colores llega a lugares populares como Wynwood, Bayfront Park, museos, South Point Park, playas y Lincoln Road . Es aconsejable bajarse la app Miami Trolley.

Si te hospedas en las playas del norte, en Sunny Isles está el SIB, con la línea naranja y azul. Es un colectivo gratuito para locales y turistas. Recorre toda la isla y conduce también al Aventura mall.

Siguiendo hacia el norte por la costa, también Hollywood Beach tiene su trolley, llamado Sun Trolley. ¿Cómo abordar? Es como tomar un taxi. Mientras estés parado en un lugar seguro a lo largo de cualquiera de las seis rutas, simplemente levantas tu mano indicándole al conductor que te gustaría abordar. Cuando quieras bajarte, podes hacerlo donde quieras. El Sun Trolley tiene siete rutas, de las cuales tres son bien turísticas. Dos de ellas cuestan US$ 1 el viaje, o US$ 3 el pase por el día. El resto son gratis. Entre sus paradas está Las Olas Boulevard, la playa, el Hollywood Broadwalk y el Galleria Mall.

En la ciudad que estés parando, bájate la App del sistema de transporte, todas rastrean a sus unidades y sabrás el recorrido completo.

También es útil la Web https://moovitapp.com/ ya que enlaza sistemas de transporte que exceden un solo condado. Por ejemplo, para ir de Miami Beach al outlet Sawgrass, dado que están en distintos condados hay que combinar los transportes.

Por último, el Metromover, una de las tres líneas de transporte ferroviario, es un pequeño y moderno monorriel que recorre el Downtown y los rascacielos que caracterizan a Brickell, la avenida principal. Es gratis y va elevado por la ciudad. Hay dos recorridos y tiene una parada en el Brickell City Center, un shopping con una arquitectura de vanguardia.

PASEOS

La playa es gratis, sí. Pero ¿qué más hacer sin gastar demasiado?

Miami también cuenta con los sistemas de alquiler de bicicletas
Miami también cuenta con los sistemas de alquiler de bicicletas Crédito: Shutterstock

El Museo de Arte Pérez (PAMM) está frente a la bahía y la combinación de su arquitectura con el agua ya vale una visita. Pero mejor si se puede ingresar gratis, el segundo sábado y primer jueves de cada mes. Tiene más de 2000 obras de arte.

Bayside Marketplace. Un shopping al aire libre que mira a la bahía de Miami, con amarras y de donde salen algunos barcos para paseos. Es un espacio comercial muy orientado al turista, algo quedado en el tiempo. Pero su ubicación vale la pena, junto con sus recitales gratuitos todos los días desde las 14 hasta las 23.

Biltmore Hotel. Uno de los monumentos históricos nacionales en Coral Gabes. Fue ícono desde los años 20, y recibió a presidentes y figuras mundiales de la época. Durante la Segunda Guerra Mundial fue hospital para veteranos hasta 1968. Si querés conocer de primera mano los secretos de su historia y arquitectura, podes hacer el tour de una hora gratis que se ofrece todos los domingos a las 13.30 en el lobby.

Hollywood Broadwalk. Una costanera que queda debajo de Fort Lauderdale, donde se puede pasear al lado de la playa con restaurantes y negocios de playa. Justo detrás del hotel Margaritaville está el anfiteatro, y de miércoles a domingo se hacen recitales gratuitos todos los días de 19 a 21. Hay banquetas para unas 120 personas, y en general la gente termina bailando sin miedo al ridículo a los pies del escenario.

Dar una vuelta en el Metromover. El monoriel que cruza el Downtown de Miami es gratis y ayuda a llevarse un pantallazo del centro, tiene paradas para conocer el Bayside Marketplace, el museo de ciencias y Perez Art Museum, el Bayfront park, y el Brickell City Center, un shopping con arquitectura de vanguardia.

SouthPoint Park. Es el parque público ubicado en la punta sur de Miami Beach. Desde aquí se observa entrar y salir a los gigantes portacontenedores y cruceros de pasajeros tan cerca, que parecen navegar sobre la arena. La playa es una de las más lindas de Miami Beach, el agua es muy clara. Tiene un muelle, y un parque infantil que incluye una fuente de agua. Ofrece lindas vistas de la ciudad y Fisher Island.

Museo de Arte Contemporáneo en North Miami. A las 20, el último viernes de cada mes, los amantes del jazz se reúnen en la plaza fuera del museo. El programa está en https://mocanomi.org/category/programs/jazz-at-moca/

Visitar un parque público. El Oleta River Park es uno de los más convenientes para los que se alojan entre Miami Beach y Hollywood. Es el parque urbano más grande del estado, y por US$ 6 por auto, podes entrar y hacer un asado o un picnic en mesas de madera bajo los árboles, disfrutar de la playa a la bahía, o alquilar bicicletas y kayacs.

Alquilar bicicletas. Miami Beach, al igual que otras ciudades, tiene el sistema de alquiler de bicis que permite a turistas retirar y devolver en cualquiera de las estaciones de la ciudad con una tarjeta de crédito. La hora sale 6,50 o dos horas 10 dólares. https://citibikemiami.com/

Chequear Groupon. Hay muchas actividades pagas, incluso para chicos, con descuentos en Groupon. Se puede incluso comprar desde el celular en el momento. Por ejemplo, sitios para chicos como Off the Wall o Sky Zone, enormes lugares con inflables y juegos para que gasten energía, el pase por hora se reduce de US$ 13 a US$ 9. También paseos, como el Island Queen Cruises que parte desde el Bayside Marketplace. El precio regular para el paseo en barco de 90 minutos a la casa de las estrellas se consigue a US$ 16, cuando su valor en ventanilla es US$ 28.

El icónico Biltmore Hotel ofrece visitas guiadas gratuitas
El icónico Biltmore Hotel ofrece visitas guiadas gratuitas Crédito: Shutterstock

Round Up Country Western Club. Este bar de cowboys es una aguja en un pajar, en la parte trasera de un centro comercial. Cruzás la puerta para insertarte en el corazón de Texas, en un bar de madera con carteles de cerveza, algunos televisores y una enorme pista de baile. Los clientes -con botas texanas incluidas- van bailando en círculo respetando la coreografía de música country. Pero no te preocupes si nunca lo has bailado: de miércoles a domingo, Round Up ofrece clases de baile gratuitas: a las 19 individuales y a las 20 en pareja. Los domingos hay para familias. No hace falta reserva, solo pagar US$ 5 de ingreso.

ESTACIONAMIENTO

Si estás con auto, es importante tener en cuenta el costo del estacionamiento, sobretodo si parás en la costa. La mayoría de los hoteles cobran el parking, y también vas a pagarlo si querés moverte por la isla. Lo ideal es tratar de ubicar lugares en la calle, o en estacionamientos públicos, que tienen el cartel de Public Parking. Hay otras plazas y edificios de estacionamiento privados que son más caros o cobran una tarifa plana de, por ejemplo, US$ 20 el día. Cada ciudad tiene su aplicación de smartphone para pagar el estacionamiento con tarjeta de crédito, como Way To Park, Pay By Phone o ParkMobile.

HOSPEDAJE

Si la intención es ahorrar, hay dos premisas que suelen ser imbatibles: alejarse de la playa, y elegir un departamento en lugar de hotel. En general, los hospedajes sobre la playa son los más caros. Airbnb.com o vrbo.com ofrecen departamentos que están en zonas aledañas a las más buscadas. En el continente, Edgewater o Little Havana son una buena opción; en Miami Beach los más convenientes estarán a unas cuadras de la costa. En cualquiera de las playas que corren desde Fort Lauderdale a Miami, a medida que nos corremos hacia el oeste, el precio promedio baja.

El tema a tener en cuenta aquí es el auto. Un hospedaje barato pero sin medio de transporte público es caro si requiere un Uber cada vez que hay que moverse. Si alquilas auto, encontrarás más metros por menos precio si estás dispuesto a manejar de 10 a 30 minutos para ir a la playa (aunque probablemente estarás más cerca de plazas comerciales). Si no tenés auto, la zona más comunicada es Miami Beach para moverse a pie o transporte público. Si tenés auto, por el contrario es la menos recomendable. Muchos de los hoteles o departamentos allí no suelen tener estacionamiento fijo y/o gratuito.

Para personas solas o parejas, en Airbnb hay opciones en habitaciones en casas de familia. En el continente suelen haber casas con un anexo en el jardín, que sus dueños alquilan, o directamente dormitorios de hijos que se han ido. Es la opción más barata, pero comparten espacios comunes con otros huéspedes.

COMIDAS

Si estás en un departamento con cocina, sin duda lo más económico será cocinar. Pero si la idea también es salir, tener en cuenta que además de los fast food, hay lugares que son apenas más caros, con comida de mayor calidad, y ambiente más agradable. Cadenas como Chipotle, Lime, Tropical Smoothie, o Panera son algunas opciones donde el menú cuesta menos de US$ 10 e incluso se come más sano. El abanico es amplio y en cada rincón hay negocios que no son de cadena y ofrecen comida a precio razonable. En North Miami está Buenos Aires Bakery, y un menú de dos empanadas y una gaseosa también es buena opción. Dentro del supermercado Publix también venden comida hecha, sopas y sandwiches preparados en el momento.

Crédito: Shutterstock

Compras: cupones y ofertas

Mientras el resto del país es testigo de cierres masivos de tiendas minoristas, Miami continúa prosperando como destino de compras, gracias al turismo. El Sawgrass, el Dolphin mall, y los Palm Beach Outlets son las mejores opciones para comprar ropa de marca en oferta. También las tiendas de descuento como Ross, Marshalls o TJMaxx tienen ropa de diseñadores de temporadas anteriores rebajadas. Lo bueno y malo a la vez es que tienen mucho stock y muy variado. A veces cuesta encontrar lo que uno busca.

También es conveniente bajarse alguna app que reúna los cupones de descuento que van lanzando las principales marcas. Por ejemplo DealsPlus o RetailMeNot. Se puede poner la firma que uno busca y aparecen cupones que estén vigentes. Al momento de pagar los mostras desde el teléfono, de la misma manera que cuando llegan por mail.

Si hay alguna tienda que te gusta, podes comprar una gift card con descuento, para luego usarla en forma presencial u online. Por ejemplo en www.cardcash.com, podes comprar una gift card de Old Navy por un valor de US$ 90 pero pagarla US$ 82. Lo importante es fijarse que sean códigos electrónicos (e-code) y no la tarjeta física. Entonces incluso desde un negocio, cuando tenés una compra podes buscar qué tarjetas hay de esa tienda, y al comprarla te llega un código de barras a tu email que mostrás en la caja en el momento de pagar. Los descuentos van variando, pero los valores aproximados rondan del 6 al 10% de descuento en tiendas como Target, Ross,GAP, Old Navy, y también lugares para comer desde McDonalds, Chipotle, TGI Fridays o Chilis. En las marcas más masivas como Walmart los descuentos son menores.

Otro beneficio de comprar una gift card es asegurarte el valor del dólar al momento de definir las vacaciones. Si bien es imposible saber cuánto se va a gastar en compras, si uno sabes que comprará en una marca preferida, se puede comprar la gift card con anticipación, y guardarla para el viaje.

Siempre que hagas una compra guarda tu recibo de compra. Si encontrás el mismo producto más económico en otro lado, podes devolver el primero que compraste si aún no lo has usado.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.