El riesgo de mirar para otro lado

Jorge Pandini
(0)
23 de mayo de 2015  

Sucedió hace pocos días. Es una escena repetida. Nuestro comportamiento vial deja mucho que desear. No importa si vamos en auto, moto o como peatones. En cada cuadra y en cada esquina podemos ver alguna infracción.

Es, obviamente, una cuestión de educación. Pero además es imprescindible que quienes tienen más responsabilidades también se ocupen del tema.

¿Qué pasó? Fue en una avenida de la Capital Federal, alrededor de las 8. Hora de padres y escolares. Una mamá cruzaba la calle con su hija de no más de 4 años y empujaba un cochecito con un bebe. En lugar de cruzar por la senda peatonal lo hizo por el lado de la calle donde no hay senda, poniéndose frente a los autos que llegaban y frenaban por el semáforo, todo ante la mirada complaciente de un policía.

Bajé el vidrio de mi auto y sin enojo, y en tono bastante conciliador, le pregunté al uniformado por qué no le recomendaba cruzar por donde debería hacerlo por su propia seguridad.

"Ese no es mi trabajo", me respondió bastante molesto. "Yo estoy acá para tareas de prevención, no para decirle a nadie por dónde cruzar", concluyó el hombre.

Me quedé pensando que la culpa no es del policía, sino de quienes lo capacitaron. Y no se trata de confirmar si entre sus obligaciones profesionales está o no está contemplado aconsejar a una mamá con sus hijas por dónde cruzar para hacerlo con seguridad.

Se trata de educar y, como él mismo dijo, prevenir. Al fin y al cabo es un policía que vela por la seguridad de los habitantes y sus bienes, muchas veces poniendo en riesgo su propia vida.

Llevando el ejemplo a otros niveles, me di cuenta de que en plena campaña electoral los candidatos a los distintos cargos (presidente, gobernador, intendentes) hablan poco de la seguridad vial a pesar de la enorme cantidad de víctimas mortales que tenemos cada año (y muchísimos heridos graves). Si ellos miran para otro lado, cómo pedirle a un simple agente que haga lo que no hacen quienes deberían dar el ejemplo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.