Lada Niva: pequeño y confiable para dar batalla

Económico y sin lujos, el Lada Niva es un vehículo sencillo, pero con gran capacidad off-road
(0)
30 de mayo de 2003  

La tenacidad fuera del asfalto y el bajo precio, alrededor de 9000 dólares, son las armas del Lada Niva para enfrentar a los rivales del segmento del todoterreno más riguroso.

Este vehículo ruso está pensado para el concepto básico del off-road y tiene una sola ambición: que se lo reconozca como tal, es decir, un puro, aguerrido y confiable 4x4.

En el exterior no hay que buscar estridencias; el diseño de la carrocería de tres puertas está marcado por líneas rectas. De perfil se destacan la gran puerta (con buen ángulo de apertura), los amplios guardabarros y el techo recto, que baja en diagonal hacia la cola. El sector trasero muestra los nuevos elementos lumínicos rectangulares a los costados del holgado portón trasero, con apertura baja, lo que facilita el ingreso-egreso de bultos a un baúl de corta profundidad, pero de buena altura.

El interior se muestra espacioso y con generosa habitabilidad. Eso sí, el equipamiento de serie es básico y de diseño rústico y espartano.

Uno de sus puntos débiles es la dirección (sin asistencia), que se muestra poco precisa por lo que, unido a una conducta subviradora, se debe modificar continuamente al negociar las curvas.

El motor de 1.7 litro se ha modernizado con el sistema de inyección multipunto. Es confiable y si bien las aceleraciones no se destacan, tampoco son insuficientes para una marcha sin apuros.

Desempeño sobresaliente

Fuera del asfalto es donde florecen las virtudes del Niva. Las capacidades para enfrentar y salir sin inconvenientes de los obstáculos podrían ridiculizar a más de una 4x4 de mayor porte.

Entre sus cualidades se destacan el bajo peso, muy buenos ángulos de ataque y salida, los amplios recorridos de rueda, las acotadas dimensiones y, sobre todo, la tracción permanente en las cuatro ruedas y la transferencia de alta y baja.

También la posibilidad del bloqueo central del diferencial, que asegura un positivo tránsito por terrenos abruptos o pisos blandos, como barro y arena, donde tuvimos oportunidad de probarla y comprobar su notable desempeño.

En definitiva, el Lada Niva 4x4 es una más que interesante opción para quien busque un todoterreno puro y duro, y no tenga pretensiones de lujo y confort.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.