Los que ceden el paso y los que no lo hacen

Peatones en peligro en las bajadas de la General Paz
(0)
12 de octubre de 2019  

En qué piensan muchos conductores cuando manejan? Es curioso el caso que se da en muchos cruces de vías con dos manos. Muchas veces, el que va por la derecha frena para ceder el paso a un peatón o a otro vehículo y no falta el que viene por la izquierda algunos metros detrás que, lejos de analizar por qué se detuvo el vehículo de la derecha, se lanza a cruzar, casi siempre sin disminuir la velocidad, con consecuencias que pueden ser trágicas: arrollar al peatón que está cruzando o colisionar con el vehículo al que se le ha cedido el paso.

En otras palabras: si en un cruce vemos un vehículo detenido, casi seguro está cediendo el paso; por lo tanto, debemos advertir esta situación, disminuir la velocidad y estar listos para detenernos.

Un punto particularmente difícil para los peatones, por el nulo respeto de los automovilistas y la falta de semáforos, son las bajadas de la Gral. Paz, por caso las de Libertador tanto hacia el Centro como hacia la provincia. Los vehículos, lejos de bajar la velocidad a los 40 km/h reglamentarios en las rampas, casi mantienen los 80 (o más) con la que circulan por la traza principal de dicha autopista. Para los peatones, cruzar indemnes esas bajadas desde y hacia CABA es un albur, una cuestión de azar. Casi ningún auto se detiene, pero si uno lo hace tenga mucho cuidado, el de la otra mano de la bajada seguirá su rumbo sin pensar un segundo por qué hay un auto parado frente a la cebra peatonal.

Solo el 10% de los conductores respeta la prioridad del peatón (que es una obligación, no una concesión). La mayoría de los que están detrás de un volante debe comprender que un vehículo es un arma muy poderosa contra la endeblez física de una persona. Para conducir bien hay que estar atentos y pensar.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.