Más impuesto, menos seguridad

Jorge Pandini
(0)
4 de julio de 2015  

Cuando se toman decisiones sin analizar, los efectos no deseados suelen pagarse con precios muy altos. Es lo que sucede con el impuesto interno que el Gobierno nacional aplica desde enero de 2014 a los automóviles de determinados segmentos.

El origen del gravamen tiene como única finalidad frenar la salida de dólares. Sin embargo, no es lo único que frenó; la iniciativa también detuvo las ventas que desde entonces no dejan de caer.

Después de haber alcanzado un récord histórico de ventas en 2013 –con 956.884 unidades 0 km patentadas–, la suba del impuesto interno fue uno de los factores principales para que en 2014 el mercado cayera 28%, a 683.485 unidades comercializadas.

Y el acumulado de los primeros cinco meses muestra 258.419 vehículos 0 km patentados, un descenso del 21% en comparación con las 329.366 unidades 0 km vendidas en el mismo período de 2014.

Pero esa no fue la única reacción adversa del medicamento aplicado por el Gobierno, ya que la medida no restringió solamente la venta de autos importados sino también a muchos de los modelos medianos producidos en la Argentina.

Para evitar que el desplome fuera mayor, las automotrices comenzaron a cambiar la configuración de esos modelos para bajarles el precio y evitar ser alcanzados por el impuesto. Y entre el equipamiento eliminado de esos modelos hay muchos dispositivos que tienen que ver con la seguridad.

Así, los autos que antes tenían 6 airbags ahora sólo ofrecen dos, adiós a los controles de estabilidad, nada de sensores de luz y lluvia, ni dispositivos más sofisticados como los de frenado automático para evitar colisiones en la ciudad a bajas velocidades.

Es decir que la ecuación es más o menos esta: las dificultades macroeconómicas a las que nos llevan las decisiones equivocadas de quienes manejan la economía del país se compensan con medidas que nos impiden acceder a vehículos más seguros.

Probablemente sea un buen negocio para el Gobierno, pero definitivamente no lo es para los automovilistas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.