Utilitarios convertidos en autos para toda la familia

Los furgones livianos pueden incorporar ventanas y asientos. Buena propuesta para trabajar y pasear con el mismo vehículo
(0)
2 de mayo de 2003  

La posibilidad de transformar un furgón en un vehículo familiar sin perder las prestaciones del utilitario no es imposible.

Una casa de equipamientos es el lugar indicado para realizar esta modificación.

Para hacerla, primero se perforan los laterales del vehículo para la instalación de las ventanas.

Luego se cambia la estructura del piso para poder instalar los asientos para los pasajeros de atrás. A la modificación que recibe la superficie del vehículo se le puede dar una terminación con alfombra o goma siguiendo la línea del piso trasero.

La pregunta que se impone es ¿cómo y en cuanto tiempo pasó de ser una herramienta de trabajo en un auto para todo uso? La respuesta está en el asiento posterior ya que cuenta con una palanca que lo desplaza y lo rebate hacía adelante convirtiendo la camioneta en un vehículo que ganó la posibilidad de ser más que un utilitario.

El tiempo de trabajo que demanda la modificación es de cuatro horas, y el importe de la conversión varía según los modelos, pero, por ejemplo, para una Peugeot Partner y una Renault Kangoo el asiento entero cuesta $ 240, mientras que el rebatible cuesta 270 pesos.

El precio de las cuatro ventanas laterales es de $ 350 y, si el cliente quiere alfombrar el interior de la camioneta, ya que algunas no cuentan con este revestimiento, su valor es de 370 pesos.

María García de la Torre

Fuentes consultadas: Diego Cruz, para Station 980 , Warnes 980; (011) 4854-2108. The Car`s World , Warnes 972; (011) 4854-6235.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.