Cuando las Ferrari fueron blancas y azules

Campeones mundiales. John Surtees, al comando de la Ferrari 158 blanca y azul aseguró los títulos de pilotos y marcas de 1964
Campeones mundiales. John Surtees, al comando de la Ferrari 158 blanca y azul aseguró los títulos de pilotos y marcas de 1964
Gabriel Tomich
(0)
3 de octubre de 2020  

Enojado con la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y el Automóvil Club de Italia (ACI), Enzo Ferrari decidió no presnetarse oficialmente en los dos últimos GG.PP. del año 1964, en Estados Unidos y México. Sin embargo, que no se presentase como SF, no quiere decir que Ferrari entregase así no más los campeonatos mundiales de pilotos, en el que John Surtees era uno de los candidatos, y el de constructores. Así que envió a toda su escuadra (autos, pilotos, mecánicos) a Watkins Glen, sede del GP de EE.UU., que fueron inscriptos por el equipo North American Racing Team (N.A.R.T.) capitaneado por el importador de Ferrari en USA, Luigi Chinetti.

Este y el siguiente GP de México, son las famosas carreras en las que Ferrari dejó de lado su rojo tradicional para presentar sus 158 pintadas de azul y blanco al comando de Surtees (Nro. 7) y Lorenzo Bandini (Nro. 8). No les fue nada mal con los nuevos colores: con sendos segundos puestos (y algo de suerte) John Surtees se convirtió en el único piloto del planeta en ser Campeón Mundial de F1 y de 500 cc de motociclismo (4 títulos más otros 3 de 350 cc), la clase reina de las dos ruedas hasta 2001. De paso, con el tercer lugar de Bandini en México, Ferrari se alzó con su segunda Copa de Constructores. El enojo no le duró después de esta "venganza" y las Ferrari volvieron al tradicional rojo italiano.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.