Aeroparque: admiten fallas en la tarifa de taxis prefijada y un ajuste traerá aumentos

Las terminales del nuevo sistema en Aeroparque
Las terminales del nuevo sistema en Aeroparque Fuente: Archivo - Crédito: Hernán Zenteno
Suman en el cálculo un "factor de congestión"; el sistema protege de abusos a los pasajeros, pero perjudica a los taxistas
María Ayzaguer
(0)
16 de mayo de 2019  

Las protestas de los taxistas, que se manifestaron hasta hace días en contra de las tarifas prefijadas, se hicieron oír. Después de mesas de diálogo y un estudio que evaluó miles de viajes, se agregó un "factor de congestión" al cálculo del costo de los viajes: según el momento del día en que se realiza, ahora el tótem sumará entre un 18% y 29% al monto en concepto del tiempo que el auto permanece detenido en el tránsito.

La medida, publicada ayer en el Boletín Oficial, empieza a aplicarse hoy y busca compensar la diferencia que había entre el valor que calculaba el tótem y el que arrojaba el taxímetro. Según indicaron desde la Secretaría de Transporte porteña, esta diferencia aumentaba en las horas pico. Fuentes oficiales admitieron que hubo casos en los que la estimación era de $140 y el reloj marcó $260.

Ya al comienzo del sistema de tarifas prefijadas, que se lanzó en marzo pasado, los taxistas denunciaron que perdían un promedio de $400 por día. "Un viaje desde el Aeroparque al Obelisco según el tótem es de $177. Nuestros relojes lo cobraban habitualmente $233", explicaron entonces.

Inicialmente, en el cálculo de la tarifa prefijada se eliminó la variable de tiempo y solo consideraba los kilómetros a recorrer, la bajada de bandera (10 fichas reloj), el bulto adicional (5 fichas reloj por cada uno) y los posibles peajes.

Ahora, el factor de congestión toma como horas pico de circulación las franjas de 7 a 11 y de 16 a 20 en días hábiles y agrega un valor en consecuencia, que puede variar entre el 18% y el 29%. La diferencia también está consignada entre fines de semana, feriados, horarios diurnos y nocturnos.

Para estimar el "índice dinámico de congestión", la Secretaría de Transporte analizó 8000 viajes realizados durante un mes. Sobre la base de la duración y distancia del viaje, la hora de inicio, el tipo de día y muchas otras variables se determinó un promedio estimado para cada momento del día.

El sistema original calculaba el costo del viaje sobre la base del Mapa Interactivo de la Ciudad: si había algún corte programado o una obra que congestionaba el tránsito, se tenía en cuenta. Por eso el ticket emitido por el tótem siempre tuvo validez de una hora. Estos datos seguirán impactando en el sistema implementado en el Aeroparque. Pero no contemplaba los cortes espontáneos.

También, en caso de viajar a provincia el tótem suma a la tarifa final el costo del viaje de regreso hasta el punto más cercano de la ciudad, como hacen habitualmente los taxis.

"Tardaron dos meses en escucharnos y lo hicieron a medias", acusó Alberto Rodríguez, secretario de la Asociación de Taxistas de Capital (ATC). Desde su punto de vista, la resolución inicial fue "inconsulta e improvisada", porque al no respetar el valor del tiempo del viaje terminaba produciendo una baja en la recaudación y en el salario de los taxistas. Para Rodríguez, si bien el gobierno retrocedió, la discusión de fondo es que se vuelva a utilizar el reloj, como marca la ley 3662, que regula toda la actividad de taxis.

Consultado sobre las denuncias por tarifas exorbitantes que históricamente hicieron los pasajeros del Aeroparque, admitió que esto podía ocurrir en algún caso pero estaba lejos de tratarse de una mafia. "Hubo funcionarios que usaron esa palabra bastante dura y generalizada, y nosotros somos trabajadores y padres de familia", expresó.

Desde la Secretaría de Transporte indicaron que el sistema de tótems forma parte de una serie de medidas para hacer más transparente y seguro el servicio de taxis en paradas de acceso masivo, no solo mediante el valor prefijado del viaje, sino con la incorporación de tecnología para dar mayor previsibilidad al pasajero y modernizar el sistema.

Actualmente, los taxistas que quieren trabajar en la terminal aérea porteña deben pasar una barrera que solo se levanta una vez que se verifica la validez de la licencia, la VTV y el seguro y demás papeles en orden. Con este sistema, en un año creció más de 515% el acceso de nuevos taxis.

En las próximas semanas se sumarán a la modalidad de tarifas prefijadas los otros puntos de ascenso masivo de Buenos Aires: el aeropuerto de Ezeiza, la terminal de Buquebus y la estación de ómnibus de Retiro.

El impacto

18 al 29%

De incremento

Será lo que, desde hoy, aumentará el costo de los viajes para salir del aeroparque metropolitano, luego de que los gobiernos nacional y porteño autorizaran incorporar al cálculo de la tarifa prefijada de taxis un cargo por "congestión" en horas pico. Hasta ahora, solo se contemplaban demoras por cortes programados o por obras en ejecución.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.