Aumentó la cantidad de gente que duerme en las calles porteñas

Censaron a 1146 personas en esa situación; el incremento acumulado desde 2016 es del 35%; investigan si el frío causó la muerte de un hombre que vivía en la vía pública
Gente en la calle, una triste postal porteña
Gente en la calle, una triste postal porteña Crédito: Hernán Zenteno
Censaron a 1146 personas en esa situación; el incremento acumulado desde 2016 es del 35%; investigan si el frío causó la muerte de un hombre que vivía en la vía pública
Ángeles Castro
(0)
3 de julio de 2019  

La muerte de un hombre sin techo en una vereda del barrio de Monserrat, anteayer mientras el frío golpeaba la ciudad, volvió a fijar la mirada sobre la gente que vive en la calle. Y los datos oficiales confirmaron la percepción de muchos porteños: la población que duerme en la vía pública aumentó un 5% este año respecto de 2018, cuando la cifra ya fue más alta que el año anterior.

Según el censo de personas que pernoctan a la intemperie realizado a fines de abril pasado por la Dirección General de Estadística y Censos de la ciudad, el universo alcanza los 1146 individuos, informaron a LA NACION fuentes del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño. El año pasado se contabilizaron 1091 y en 2017, 1066.

Se trata, en rigor, del tercer año con incremento consecutivo, ya que en 2016 habían sumado 850, apenas por debajo de los 860 de 2015. Respecto de hace tres años, el alza acumulada es del 35%.

La mayoría de los casos registrados (74,6%) son hombres solos y se instalan principalmente (21,2%) en la comuna 1 (Retiro, San Nicolás, Monserrat, Constitución, San Telmo y Puerto Madero), la más céntrica y con concentración de actividad comercial. Por eso, desde el ministerio relacionaron la situación con que, en un contexto económico adverso -cuando se hizo el censo, a fines de abril, había aún más volatilidad-, llegan a hacer changas y deciden pernoctar también en la ciudad. "Son personas sin bártulos, por lo que probablemente tienen casa en la provincia, pero no vuelven a dormir durante la semana", indicaron.

Uno de esos hombres solos que habitan en las calles porteñas era Sergio Zacarías, de 53 años, quien fue encontrado muerto sobre la vereda de la calle Perú al 400 anteayer a la mañana. Un móvil del 911 que se desplazaba por la zona observó que no respondía a los llamados. Una ambulancia del SAME lo derivó al Hospital Argerich, donde a las 9.45 los médicos constataron su fallecimiento, según comunicaron fuentes de la Policía de la Ciudad.

Durante la madrugada, las bajas temperaturas habían castigado a Buenos Aires; a las 7.30 se marcó la mínima absoluta del día: 2,2°C, indicó el Servicio Meteorológico Nacional. Si bien ayer no se informaron los resultados de la autopsia, era una hipótesis fuerte -y admitida por las autoridades- que el deceso hubiera ocurrido por hipotermia.

Fuentes del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat reconocieron que Zacarías vivía en la calle y que los equipos sociales lo conocían desde julio del año pasado; en reiterados contactos durante marzo, mayo y junio, agregaron, le ofrecieron ser trasladado a un parador para no dormir en la vía pública, "pero lo rechazó belicosamente".

Sobre los motivos del deceso, no rechazaron que lo hubiera causado el frío, aunque tampoco una enfermedad preexistente.

Uno de los primeros que advirtió sobre el caso fue Juan Carr, el fundador de Red Solidaria. "Estamos muy impactados porque la muerte siempre es trágica, pero por frío es peor. Ya habíamos detectado tres casos por hipotermia en Jujuy, San Nicolás y Venado Tuerto. Este es el primero en la Capital", contó.

El pronóstico anticipa que seguirán las bajas temperaturas. Desde hoy y hasta pasado mañana, las mínimas variarán entre los 2°C y los 3°C, y las máximas, entre 8°C y 9°C.

"La Ciudad tiene 2300 plazas en paradores para pasar la noche, pero muchas personas se niegan a ingresar, por distintos motivos. Además hay otros recursos disponibles para ayudar a salir de la calle, como subsidios habitacionales, lugares en hoteles o establecimientos de salud para los casos de patologías mentales", explicaron las fuentes oficiales.

Para asistir a la porción que pese a todo todavía duerme en la vía pública y sigue en aumento, entre junio y agosto cuando la temperatura baja de 5°C se despliega el Operativo Frío, que incluye la instalación de cocinas de campaña para repartir más raciones de comida y bebida calientes así como la entrega de mayor cantidad de frazadas. Trabajan 40 equipos móviles. También funciona la línea 108 para solicitar ayuda.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.