Coronavirus en la Argentina: estiman que en las próximas semanas bajará la curva de contagios en Villa Lugano, uno de los barrios más afectados

Villa lugano es el barrio que más casos de coronavirus tuvo en las últimas dos semanas
Villa lugano es el barrio que más casos de coronavirus tuvo en las últimas dos semanas Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Alejandro Horvat
(0)
14 de julio de 2020  • 19:52

Héctor Peñalba se baja el barbijo que lleva grabado el escudo del Club Atlético Huracán y enciende un cigarrillo. Vive enfrente a un supermercado ubicado en la calle Soldado de la Frontera, en Villa Lugano. El barrio se caracteriza por sus complejos habitacionales, los conocidos monoblocks, popularmente llamados Lugano 1 y 2, que, con sus más de 50.000 habitantes en 7892 departamentos, forman casi una ciudad aparte dentro del extremo sur del distrito porteño. También son vecinos de la Villa 20 y Ciudad Oculta (Villa 15). En las últimas dos semanas, Villa Lugano fue el barrio que tuvo más contagios de coronavirus: 1432.

Entre la Villa 20 y la 15, hay 1915 vecinos infectados, y en total, desde que se desató la pandemia en la Argentina, en todo Villa Lugano hay 3104. Tanto los que viven en esos barrios populares, como también aquellos que tienen un departamento en los monoblocks, se cruzan diariamente en los lugares donde hacen los trámites o las compras. Eso, según, Peñalba, genera conflictos basados en el prejuicio de que en la villa no se cuidan tanto como en el resto del barrio, y eso podría generar contagios. "En el supermercado hubo peleas porque algunos no mantenían la distancia social adentro del lugar. Los días que se cobran las ayudas del Estado, sea el Ingreso Familiar de Emergencia o la Asignación Universal Por Hijo, este supermercado se llena de gente y se generan problemas", dice Peñalba.

Agentes del Instituto de la Vivienda de la Ciudad le toman la fiebre a los vecinos en Villa Lugano
Agentes del Instituto de la Vivienda de la Ciudad le toman la fiebre a los vecinos en Villa Lugano Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

"Las torres están activadas. Hay bastantes condiciones de hacinamiento. Se está trabajando con el centro de salud del barrio que también está activando la búsqueda de casos. Es probable que llevemos el dispositivo Detectar al barrio cuando terminemos con la agenda en Caballito", afirma Gabriel Battistella, subsecretario de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria porteño.

El operativo Detectar ya funciona con 13 dispositivos en 16 barrios porteños. El objetivo del operativo es identificar de manera temprana a los 'contactos estrechos' de las personas recientemente confirmadas con Covid-19, evaluarlos y lograr mitigar la contagiosidad del virus. Aquellos que presentan síntomas compatibles con la enfermedad permanecerán aislados de manera preventiva a la espera del resultado.

El funcionario señala que en los monoblocks viven varias generaciones de cada familia, que se fueron agrupando por las distintas crisis económicas que atravesó la Argentina. Esto, como se vio en todas las villas porteñas, es un problema al momento de intentar frenar el avance del virus.

Battistella destaca que en otros barrios de la Ciudad muy afectados por el Covid-19, la curva empezó a bajar, aunque muy lentamente. Esperan que suceda lo mismo con Villa Lugano. "En los barrios donde hubo más casos, como Flores o Balvanera, la curva se estabilizó y está empezando a caer. Dependiendo de lo empinada que fue la curva de crecimiento, va a tardar de seis a 10 semanas en comenzar a bajar. La Ciudad está dos o tres semanas atrasada en relación a las villas, por eso hay barrios en donde aún crecen los casos de manera un poco más pronunciada y en las villas la curva está cayendo".

Las cifras respaldan sus dichos. En mayo, los contagios en la Villa 31 y 31 Bis, se duplicaban cada 19 días. En junio, pasaron a duplicarse cada 84 días. Es decir, lograron morigerar los contagios. Ahora, en los barrios vulnerables, en promedio, el R es menor a 1. Es decir, por debajo de la Ciudad, que, en promedio, tiene 1,06 y hace 15 días estaba en 1.15. "Mientas más empinada es la curva de contagios, menos tarda en llegar a una meseta y volver a bajar", dice Battistella.

El operativo Detectar fue determinante, según los funcionarios del gobierno porteño, para controlar la curva en los barrios vulnerables y en el resto de la Ciudad., por eso volverían a hacerlo en los monoblocks y en la Villa 20 y la 15. En total, en las villas se realizaron 27.123 hisopados y 11.126 dieron positivo. Mientras que en el resto de la Ciudad se hicieron 4413 hisopados y 1863 dieron positivo.

Desinfección

La mañana está fresca y hay poca gente en la calle. La gran mayoría de los 250 locales que tiene el complejo, permanecen cerrados. "Hay casos, pero la gente se cuida mucho, no se ven vecinos dando vueltas por los pasillos y se desinfectan todas las superficies todo el tiempo", sostiene Estela Amigano, de 55 años.

La cooperativa Pueblo Unido limpia los pisos y desinfecta las paredes de los edificios. "Nosotros en el barrio tratamos de recorrer todo, vamos departamento por departamento desinfectando. En la cooperativa somos 27 personas. Hay casos, es común conocer vecinos que tuvieron coronavirus, pero a la gente no le gusta hablar de eso porque tienen miedo a que pase algo con algún vecino. Aunque el barrio está bastante controlado", dice Maricel Arjona, que trabaja todos los días en la limpieza desde las 7.30 hasta las 14.

Villa lugano
Villa lugano Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.