Opinión. El Estado es el mayor responsable por los cortes de luz