Coronavirus: ante la baja de casos en la ciudad, cierran hoteles para pacientes leves y asintomáticos

Solo quedan 20 de los 50 hoteles porteños previstos para el aislamiento de pacientes leves y asintomáticos del nuevo coronavirus
Solo quedan 20 de los 50 hoteles porteños previstos para el aislamiento de pacientes leves y asintomáticos del nuevo coronavirus Fuente: LA NACION
Mauricio Giambartolomei
(0)
14 de octubre de 2020  • 14:45

Varias señales fueron marcando la evolución de la pandemia de Covid-19 , mientras la curva de casos iba en ascenso. Una de ellas fue la disponibilidad de camas que se fueron sumando a la red extrahospitalaria porteña, principalmente en hoteles y centros de alojamiento para pacientes leves de coronavirus, para no saturar el sistema de salud público y el privado. Después de pasar los peores meses y con más de 60.000 personas que la utilizaron, esa red se está desmantelando , un indicio más del camino que está transitando la enfermedad en la ciudad.

De los más de 50 hoteles que estuvieron disponibles para pacientes leves y asintomáticos de Covid-19, con 4850 camas, solo 20 quedan en funcionamiento, los de mayor capacidad y cantidad de habitaciones; el resto, los más pequeños, se encuentran en reserva por si en los próximos meses deben ser utilizados nuevamente.

Lo mismo está ocurriendo con el centro de aislamiento que en mayo pasado comenzó a funcionar en los pabellones de Costa Salguero, un espacio para 800 personas, de 16.000 metros cuadrados acondicionados con todos los servicios básicos de contención y recreación, también para pacientes leves y asintomáticos. El 2 pasado las últimas tres personas alojadas allí recibieron el alta y las instalaciones se están desarmando.

En los pabellones de Costa Salguero se montó un centro de aislamiento con 800 camas para pacientes leves y asintomáticos
En los pabellones de Costa Salguero se montó un centro de aislamiento con 800 camas para pacientes leves y asintomáticos Fuente: LA NACION

En abril, cuando se creó el sistema de contención, los hoteles eran 11 y solo albergaban a los argentinos que llegaban del exterior , de zonas con circulación comunitaria del virus, y necesitaban hacer la cuarentena. En esa primera etapa, los hoteles fueron pensados para contener el arribo de 7500 personas que, de otro modo, hubieran ingresado a la ciudad al ser posibles portadores del virus.

Desde mayo también los hoteles le dieron apoyo al sistema sanitario para alojar los casos leves que no requerían internación general ni de alta complejidad. En junio, la demanda obligó a cuadriplicar la disponibilidad y tiempo después a sumar nuevos establecimientos para hacerle frente al pico de contagios.

La retracción empezó hace un mes cuando comenzaron a bajar los casos después de los aumentos de junio y una vez que se superó la suba de contagios en los barrios vulnerables. Hoy, el promedio de pacientes diarios es de 1000 cuando llegaron a ser más de 3000 (la máxima ocupación llegó a 3847 en junio). La mayoría de los alojados eran pacientes sin cobertura de obra social o residentes en villas que no tenían la posibilidad de aislarse en sus domicilios.

Un grupo de más de 1500 voluntarios se encarga del funcionamiento de los hoteles
Un grupo de más de 1500 voluntarios se encarga del funcionamiento de los hoteles Fuente: LA NACION

Modificaciones

Los cambios en los protocolos del Ministerio de Salud también ayudaron a bajar la cantidad de personas alojadas en los hoteles. Una de las modificaciones indicaba que los pacientes leves podían cursar la enfermedad en los domicilios particulares, por lo que la medida ayudó a oxigenar el sistema. "Se empezaron a dejar en reserva algunos hoteles chicos por si se necesitan nuevamente. También sirve para que los equipos de voluntarios pueden tener un poco de aire, volver a sus actividades dentro del gobierno o se aboquen al plan Detectar", explicaron desde la Secretaria de Atención Ciudadana.

Los voluntarios sumados a la red extrahospitalaria fueron más de 1500 provenientes de ministerios, secretarias, el Consejo de la Magistratura, la Legislatura y otras áreas. Muchos de ellos volvieron a sus puestos de trabajo o continúan el voluntariado, pero como concientizadores en plazas, parques o bares para procurar que la gente respete las medidas de prevención básicas. Los que continúan en los hoteles son los encargados del funcionamiento del lugar con la coordinación de la logística, la limpieza y desinfección y de la distribución de la ropa blanca y de las cuatro comidas diarias a las habitaciones, además de ser el nexo con el equipo médico que monitorea a cada uno de los pacientes.

Desde abril y hasta el momento fueron hospedadas 60.275 personas y permanecen 1001 en los hoteles Presidente (144), Cyan Américas (81), Deco Recoleta (51), Ibis Congreso (10), Cyan Tower (33), Sarmiento (4), Ibis Obelisco (99), Comra (61), Impala (54), Luxor (4), Nontue (2), Sheltown (33), Grand Hotel (54), Ker (57), Two (99), Reconquista Garden (30), América Plaza (6), Howard Johnson (53), City Baires (40) y Argentino (86). Con esa ocupación aún queda disponibles 1419 camas.

De acuerdo al último parte oficial, ayer fueron dadas de alta 160 personas de la red extrahospitalaria con las que ya suman 59.274 los egresados en total. A su vez en las últimas 24 horas hubo 227 nuevos pacientes provenientes de las Unidades Febriles de Urgencia.

Según esa información la cantidad de contagiados diarios se mantiene en los promedios de las últimas semanas. Ayer, se notificaron 775 nuevos casos y 52 muertes. Desde que comenzó la pandemia, suman 4305 los decesos (letalidad del 3,15%), 136.606 los infectados y 110.894 los recuperados. La ocupación de camas de terapia intensiva en el sector público es del 41,1% (185 unidades de 450 en total), mientras que el tiempo de duplicación de casos es mayor a 120 días y el número R (índice de contagiosidad) se mantiene por debajo de 1.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.