Opinión. La principal fuente de empleo en la ciudad