Ministerio de Educación en la villa 31: robos y quejas entre los empleados trasladados

Desde que el 10 de enero comenzó la mudanza de la nueva sede del Ministerio de Educación en la villa 31, dos empleados fueron asaltados en las inmediaciones.
Desde que el 10 de enero comenzó la mudanza de la nueva sede del Ministerio de Educación en la villa 31, dos empleados fueron asaltados en las inmediaciones. Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Belén Negrello
(0)
29 de enero de 2020  • 10:02

En menos de 20 días que pasaron desde que comenzó la mudanza del Ministerio de Educación a la nueva sede en la villa 31, dos empleados ya sufrieron robos, uno de ellos a mano armada. Consultados por LA NACIÓN, varios empleados manifestaron su descontento respecto a la falta de seguridad, las complicaciones en el acceso y el tiempo que tardan en llegar a su nuevo lugar de trabajo.

Los empleados consultados -que no quisieron dar su nombre- contaron que el jueves y viernes pasado hubo dos robos. El viernes 24 de enero un empleado salía del trabajo alrededor de las 18 cuando un delincuente lo interceptó y amenazó a mano armada exigiéndole sus pertenencias. "Le gatillaron", dijeron los empleados presentes. Por el hecho hay una denuncia policial. También comentaron que robaron una bicicleta de la entrada. "Tenemos que tomar medidas para cuidarnos entre todos, a veces nos vamos caminando en grupos grandes de 15 personas", dijo otra empleada.

Delegados gremiales mantuvieron reuniones con las autoridades del ministerio para tratar la situación de disconformidad de los empleados ante la mudanza. El tema central de las quejas es la inseguridad. Una de las empleadas consultadas dijo que hasta se llegó a pensar en llamar a los medios para atraer la atención sobre el problema, pero que luego decidieron intentar resolver la situación internamente.

Reunión

Ayer hubo una reunión entre los jefes policiales de la zona y Juan Pablo Sassano, subsecretario de seguridad ciudadana, por lo que hubo un gran despliegue de uniformados en la zona. Fuentes del ministerio de Seguridad de la Ciudad manifestaron que la reunión sirvió para readecuar el servicio de Seguridad, coordinando el trabajo entre Policía de la Ciudad (de la Comuna 1 y de la barrial), la seguridad privada y el personal del ministerio. "Se escucharon a las partes y se fue reordenando todo", dijeron.

La nueve sede del ministerio es parte del proceso de urbanización
La nueve sede del ministerio es parte del proceso de urbanización Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

Asimismo indicaron: " Habrá más presencia policial en la zona, en las inmediaciones y en todos los recorridos que hacen los empleados. Se utilizarán efectivos de la Unidad de Prevención Barrial y de la comuna en los accesos". Respecto al robo a mano armada sufrido por uno de los empleados, indicaron que está la denuncia hecha y que se trabaja en eso.

Por otro lado, otros empleados expresaron que la presencia policial es controversial ya que genera una distancia con los vecinos que viven en el barrio.

No todos los trabajadores tienen miedo de salir a recorrer el barrio. María González, de 37 años, es empleada del ministerio y dijo no tener inconveniente en caminar por la calle Perette desde Retiro hasta su nuevo lugar de trabajo, pero indicó que debería haber más policías a lo largo de esta calle y no todos en la esquina del ministerio.

Miembros de la secretaría de Integración dijeron que hay robos pero "como en cualquier lugar de la ciudad". "La diferencia es que nosotros ya sabíamos que veníamos a trabajar acá, pero los del ministerio no", agregaron. Angeles Gómez, de 23 años, quien trabaja en la secretaría y es vecina del barrio dijo que roban dependiendo del estado en el que están. "Si están drogados te roban y capaz al día siguiente no", sentenció.

Integración

"No hubo una política de adaptación e integración, tampoco hubo escucha hacia nosotros. La forma de comunicación fue distante y esporádica, con anuncios periódicos de cómo estaba el avance de las obras", expresó un empleado que hace pocos días fue mudado a la nueva sede.

Los funcionarios del ministerio no terminaron de integrarse al barrio
Los funcionarios del ministerio no terminaron de integrarse al barrio Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

Otra empleada dijo: "Crucé situaciones de marginalidad que me incomodaron. Soy del Estado y me sentí que pasaba por lugares donde el Estado no está. El contraste es violento, tenemos agua caliente y ellos no tiene cloacas". Otro trabajador manifestó: "Se dio vuelta la situación y ahora ellos tienen que integrarnos a nosotros. La gente del barrio no nos quiere. La integración debe hacerse en conjunto".

La mayoría de los empleados consultados afirmó que no existió un plan de integración. Respecto a este punto, fuentes del ministerio de Educación dijeron que se vienen haciendo encuestas a los empleados mucho antes de mudarse, en las cuales se les consultó cómo se trasladan y qué comen. A partir de sus respuestas planificaron los nuevos recorridos de los colectivos y el menú del comedor que funciona dentro del Ministerio.

Por su parte, una de las empleadas consultadas también destacó que cuando los gremios quisieron juntar firmas en contra de la mudanza del ministerio nadie quiso firmar "por miedo". Y agregó: "El 50 por ciento de los empleados de este ministerio no son de planta permanente e incluso muchos son monotributistas, por lo que no tienen ART si llegan a sufrir algún tipo de accidente".

Transporte

Respecto al transporte los empleados manifestaron que no está garantizado el acceso necesario a su nuevo lugar de trabajo. Una empleada dijo: "Se tarda más en llegar que antes, ya que muchos no tenemos algo directo. Siempre hay que hacer combinación. Son los mismos horarios, pero mayor distancia".

No obstante, el ministerio puso a disposición dos combis para los empleados que salen cada 15 minutos. El chofer de una de las combis señaló que hacen 24 viajes a la estación de Retiro por día. En cada viaje entran aproximadamente 19 personas. Agentes de tránsito de la zona confirmaron que la mayoría de los empleados toman la combi.

Otro dato que destacaron los empleados respecto a las líneas 33 o 45 que van a Ciudad Universitaria -y que recientemente modificaron su recorrido para ingresar a la villa y pasar por la puerta del ministerio- es que cuando comiencen las clases en ese polo educativo probablemente los colectivos vengan muy llenos y no van a dar abasto. También señalaron la necesidad de implementar más combis y que el servicio no sea temporal, sino definitivo.

Fuentes del ministerio indicaron que ya están mudados casi todos los empleados, que son 2200 en total. "El traslado, que comenzó el 10 de enero, terminará en una o dos semanas", dijeron.

Almuerzo

Dentro del Ministerio de Educación hay un comedor. "El menú del día sale 160 pesos y las empanadas 50 pesos", contó un empleado.

Cuando se anunció la mudanza del edificio, el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, dijo: "La mudanza de un ministerio, como ocurrió hace algunos meses con el traslado de Desarrollo Humano y Hábitat, equivale a un gran crecimiento y desarrollo para todos. Tener más gente llegando a los nuevos edificios implica más movimiento en los barrios, en los comercios y locales gastronómicos de la zona".

Lo cierto es que los comerciantes consultados manifestaron no tener más clientes en sus locales por el momento, aunque existe cierta expectativa respecto a esto. Angélica Cáceres, de 43 años, dueña del local de comidas Bodega Beer dijo: "Todavía no vimos tantos clientes nuevos, pero con que vengan 100 personas de los 2000 empleados que se mudaron, sería ideal".

José Zapata, dueño del restaurant de cocina peruana Las Palmeras, coincidió y afirmó que por el momento su público sigue siendo el de siempre, la gente del barrio. Cabe recordar que su restaurant fue visitado varias veces por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y su equipo.

Arispe Rumberco, de 62 años, dueño de otro restaurant sobre la calle Perette dijo que quizás en el futuro venga gente del nuevo ministerio pero que por el momento además de los vecinos de la zona han venido solamente gendarmes.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.