Polémica por la vuelta al mundo en Puerto Madero

La UCA rechazó el proyecto, que pretende instalar la atracción en el dique 2, frente al campus de la Universidad; entre los vecinos de la zona, las opiniones están divididas
Mercedes Uranga
(0)
4 de noviembre de 2016  

La vuelta al mundo que la Corporación Antiguo Puerto Madero quiere disponer en ese barrio desató una polémica incluso antes de que se realice la licitación para su instalación. La ubicación proyectada para la rueda gigante, en el dique 2, frente a la Universidad Católica Argentina (UCA), despertó el rechazo de las autoridades de esa institución: calificaron la decisión de "irrazonable y nociva", por medio de una solicitada. Entre los vecinos, las opiniones están divididas.

Ubicación proyectada
Ubicación proyectada

La Corporación, una sociedad anónima integrada en partes iguales por los estados nacional y porteño, supervisará la convocatoria para el desarrollo de la obra. Será financiada por capitales privados, que luego explotarán comercialmente la atracción.

"(...) la decisión de ubicarla junto a una institución educativa, a pocos metros de las aulas y salas académicas, resulta irrazonable y nociva. Conspira contra la tranquilidad de un campus que favorece la concentración y el estudio, necesarios para el normal desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje", señaló la UCA en su publicación. "Todavía no conocemos los detalles del proyecto. Sólo se nos dio a entender que hay una decisión ya tomada y que se trata de un proyecto semejante a otras ruedas gigantes que hay en el mundo, como la de Londres, de 135 metros", dijeron luego a LA NACION.

Desde la Corporación Antiguo Puerto Madero no brindaron información sobre la licitación y tampoco respondieron a las críticas. Según pudo saber LA NACION de fuentes ligadas al proyecto, fue elegido el dique 2 porque en el 1 ya funciona Madero Center, en el 3 está anclada la Fragata Sarmiento y en el 4 opera el Yacht Club Argentino.

Consultados, algunos estudiantes de la UCA -que prefirieron no revelar sus nombres completos- coincidieron con el rechazo expresado por la institución. Otros, en cambio, dieron su visto bueno. "Tiene razón la UCA. Me parece que sería una distracción para los estudiantes, ya que la rueda se vería desde las aulas", dijo Francisco. Pero luego admitió: "Es cierto que si te querés distraer, te distraes igual con la gente que rema en el río".

Rocío, estudiante de ingeniería, opinó: "Atraería a muchos turistas o gente interesada en subirse. Entiendo si eso le molesta a la UCA; por un lado tienen razón, pero el ámbito de estudio es el aula, no afuera". Su compañera Agustina agregó: "Quizá lo hacen por una cuestión de seguridad, para que no ande tanta gente dando vueltas, pero turistas siempre hay".

La UCA, ante la existencia de cuatro diques y la elección del 2 para instalar la vuelta al mundo, reflexionó: "Cabe preguntarse qué importancia se otorga a la calidad educativa en el concierto de los intereses del barrio y la ciudad". En la solicitada, también aseguraron que enviaron cartas documento tanto a la Corporación Antiguo Puerto Madero como al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Silencio oficial

Tras la negativa del ente estatal a referirse al tema, LA NACION se comunicó con el Ministerio de Ambiente de la ciudad por el impacto que podría tener la rueda gigante en el entorno. Pero se desligaron del asunto, al alegar que la Corporación es la encargada del tema. Igual argumento utilizaron en la Jefatura de Gobierno.

Algunos vecinos del barrio se mostraron entusiasmados con la novedad. Otros, desalentaron la iniciativa. "Me sorprende la noticia. En Londres no me gusta como queda y, tanto allá como acá, no me parece que tenga nada que ver con el espacio. Si fuera con alguna finalidad benéfica, sí; pero si es para el lucro privado no. Igual, no me molestaría", dijo Guillermo Rivera. "Si pasa como en Londres, que es un lío de gente, puede ser que altere el ámbito educativo", agregó Graciela Depablos.

Si bien la psicóloga Ana D'Imperio apoyó la moción, explicó que el barrio no está preparado para recibir tanta cantidad de gente. "Los fines de semana esto se llena. Los lunes los tachos rebalsan de basura; esta pequeña ciudad que es Puerto Madero no da a basto", expresó.

Para Pablo Muney, también de la zona, la novedad resulta positiva. "Me parece perfecto, ayuda al turismo, va a venir más gente", dijo. Adrián Pereyra, en cambio, consideró la iniciativa "muy mala. Puerto Madero está bueno hasta el sábado al mediodía, ahí se transforma en un loquero de gente, se ensucia todo. Está colapsado. Estaría bueno que no sigan metiendo cosas", señaló.

Opiniones encontradas

A favor

Su instalación reforzaría la atracción turística de la zona. Sería un nuevo ícono, como el Puente de la Mujer

En contra

Alteraría el ámbito educativo. Atraería una cantidad de gente que el barrio no podría soportar

  • "Me parece una buena iniciativa, sería una atracción más para sumar al barrio. La verdad es que no le encuentro nada de negativo" - Paola Navarro (32 años, vecina)
  • "Es una barbaridad. Esto se transformaría en un parque de diversiones. Además, ¿justo en la UCA? La podrían poner en otro dique" - Eduardo Benito(60 años, vecino)
  • "Le daría una imagen más sofisticada, sobre todo para los turistas. Puerto Madero es como vivir en otro mundo; le daría un detalle más" - Belén Rodríguez Galassi(28 años, empleada de comercio)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.