Crecen las críticas a la suba del ABL, pero Macri la justificó

El jefe de gobierno porteño pidió disculpas, aunque responsabilizó a la inflación; fuerte malestar vecinal
(0)
19 de diciembre de 2012  

Presionado, tal vez, por las reacciones adversas provocadas por el polémico aumento en la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL), el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri pidió ayer perdón a los porteños por el controvertido aumento. "Yo le pido disculpas a la gente, a nadie le gusta", dijo Macri, que, sin embargo, insistió en que durante los próximos años el impuesto seguirá aumentando.

"Tenemos un 25 por ciento de inflación, y esa inflación se aplica a todos los salarios, prestaciones y combustibles... Todo aumenta", se justificó. Pero dejó claro que no volverá atrás con la decisión.

Las protestas por la suba en la tasa se iniciaron el viernes de la semana pasada cuando comenzaron a llegar las primeras boletas. El aumento promedio, se había dicho, rondaría el 23%, pero en muchos casos el alza superó el 80%. Ayer Macri insistió en que la política será llevar la tasa anual al 1% del valor comercial de la vivienda. Por lo tanto, si una propiedad vale un millón de pesos, deberá pagar diez mil en concepto de ABL, según se desprende de sus dichos.

Las disculpas del jefe de gobierno porteño fueron insuficientes para los vecinos, que siguen quejándose por las redes sociales y buscan asesoramiento en los organismos de defensa de los consumidores.

Ayer, desde la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores de la Argentina (Adecua), se informó que sus abogados están analizando la posibilidad de hacer alguna presentación judicial.

El incremento, sin embargo, está avalado por la ley 4040 (aprobada en 2011) y habilita directamente al Poder Ejecutivo de la ciudad a actualizar esa tasa una vez al año. En aquel momento, la ley que otorga esta facultad al organismo recaudador puso un tope: que el valor anual que se paga por ABL no supere el 1% del valor de mercado de la propiedad.

En ese sentido, Macri reiteró: "Todos tenemos que ir convergiendo a un pago del orden del 1% del valor comercial de la propiedad, que es lo que se paga en todas partes del mundo, como mínimo" .

El jefe de gobierno precisó: "Acá se paga de promedio el 0,5 [del valor comercial de la propiedad], y estamos tratando de que en tres años el valor ronde el 0,9 o 0,8 por ciento del valor real. Si la casa vale 1 millón de pesos, tiene que pagar 10.000 pesos de ABL", sostuvo.

Para el auditor de la ciudad de Buenos Aires, Eduardo Epszteyn, el aumento responde al "afán recaudatorio" del jefe de gobierno. "Macri les miente a los porteños. El aumento del ABL no tiene nada que ver con la inflación. Llevar el ABL al 1% del valor de la propiedad, como él mismo dijo, no guarda relación con ningún parámetro inflacionario", afirmó.

La suba del impuesto provocó enojos en los vecinos, ya que deberán pagar, en algunos casos, hasta un 400 por ciento más que el año pasado. Un vecino de Colegiales, que prefirió no dar su identidad, dijo que en el período 2012 pagó 1909 pesos. La nueva boleta dice que en 2013 pagará 10.818 pesos. La propiedad en cuestión tiene una superficie edificada de 331 metros cuadrados y un terreno de 717 metros.

Otro vecino, de Parque Chacabuco y que vive en una casa centenaria, pagó 685 pesos en 2010. "En 2011 pasé a pagar 2280, más de 300% de aumento, y ahora me vino 3990. Si sacás el cálculo, de 2010 a 2012 es como un 600% de aumento", contó. El mismo vecino, que prefirió omitir su nombre, expresó su enojo. "Me parece que se les fue la mano. La verdad es que deberían mostrar a quiénes no les aumentó nada, como para ver de dónde sacan eso del 23% promedio", dijo.

Sandra González, presidenta de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (Adecua), contó que hubo vecinos que se acercaron a consultarles porque en la boleta les vino un aumento superior al 100 por ciento; en algunos casos este incremento llegó al 500 por ciento. "Nuestros abogados están analizando si se puede hacer alguna presentación judicial", dijo.

González afirmó que el aumento es un abuso de parte del gobierno porteño. "Es meramente recaudatorio. La limpieza está cada vez peor", se quejó.

"En nuestra filial de Capital son innumerables las quejas que tenemos de gente que no puede pagar el impuesto. Con la hiperinflación que esto va a generar habrá cada vez más morosos en la ciudad", dijo Osvaldo Bassano, presidente de la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores (Adduc).

"El año pasado debían relevarse inmuebles para llegar a la tasación real; no lo hicieron; igual lo aumentaron y de 2012 a 2013 el incremento fue de entre el 150 al 200 por ciento", agregó Bassano, quien además dijo que la valuación fiscal la hicieron "a ojito".

Tanto González como Bassano resaltan el tema de la valuación de los inmuebles. Según ellos, el gobierno no cuenta con el valor real de las propiedades y les pide a los vecinos que, en caso de querer reclamar, deben presentar una tasación propia, lo cual, según ellos, les generará más gastos aún.

El aumento de la polémica

  • MAURICIO MACRI

    Jefe de Gobierno porteño

    "Les pido disculpas, a nadie le gusta, pero tenemos un 25% de inflación, que se aplica a todos"
  • MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.