Coronavirus y ACV: casi uno de cada dos se produce en personas sin factores de riesgo

Según un estudio liderado por el neurólogo argentino Luciano Sposato, dos de cada 100 pacientes admitidos en el hospital por el SARS-CoV-2 sufrirá un stroke
Según un estudio liderado por el neurólogo argentino Luciano Sposato, dos de cada 100 pacientes admitidos en el hospital por el SARS-CoV-2 sufrirá un stroke Crédito: Shutterstock
Nora Bär
(0)
15 de septiembre de 2020  • 17:14

Muy pronto después del comienzo de la pandemia, la literatura científica empezó a reportar síntomas inusuales de Covid-19 que desconciertan a los médicos. Entre ellos, está el accidente cerebrovascular (ACV o stroke , según su denominación en inglés), un cuadro que aparece cuando el suministro de sangre a una parte del cerebro se interrumpe por una hemorragia o un trombo. Ya en abril, la revista norteamericana New England Journal of Medicine publicó un informe sobre cinco casos de accidente cerebrovascular de grandes vasos en menores de 50 años. En épocas normales, estos cuadros se presentaban a los 74 en promedio.

Desde entonces, las observaciones se multiplicaron y hoy la revista Neurology publica una revisión de 10 estudios y 160 casos en pacientes con Covid-19 (125 reunidos a través de una búsqueda sistemática y 35 de Canadá, Estados Unidos e Irán que todavía no habían sido publicados). Liderado por el argentino Luciano Sposato, director del Programa de Enfermedades Cerebrovasculares y del Laboratorio Corazón-Cerebro de la Universidad de Western Ontario, Canadá, además de profesor de las cátedras de Neurología, Epidemiología y Biología Celular de la misma universidad, el equipo de investigación encontró que aproximadamente dos de cada 100 pacientes admitidos en el hospital por el SARS-CoV-2 sufrirá un stroke y el 35% morirá por esta causa.

"Había mucho publicado, pero desordenadamente. Lo que quisimos fue hacer una búsqueda sistemática de cuántos casos de ACV se dan en pacientes que se internan por Covid y encontramos que se da en el 1,8% de los casos, un número casi nueve veces mayor que en influenza y dos veces más frecuente que en el Sars-Cov-1 -afirma Sposato-. Además, con una mortalidad muy alta, de entre el 35 y el 45%, comparado con el 30% que se registra en los pacientes internados en terapia intensiva con ACV, pero sin Covid".

De los 160 casos estudiados, 29 tenían menos de 50 años y más de 70 se dieron en personas de entre 50 y 70 años. Otro hallazgo desconcertante es que el 45% no tenía absolutamente ningún factor de riesgo, y en el 50% el ACV fue el primer síntoma de Covid. "Fue algo que nos llamó mucho la atención que una cantidad importante de los pacientes de menos de 50 años eran totalmente asintomáticos hasta que tuvieron el stroke -dice Sposato-. Especulamos que la fase asintomática, que es muy contagiosa, puede generar fenómenos protrombóticos que culminan en este cuadro. Después, en algunos aparecen los síntomas respiratorios y en otros, nunca".

Otro dato interesante es que la proporción de ACV isquémicos (por oclusión de un vaso sanguíneo en el cerebro) con grandes coágulos fue más alta que en personas sin Covid (47% vs. 29%) y la frecuencia de tromboembolismo pulmonar y trombosis venosa profunda en esta población fue 14 veces mayor que la previamente reportada en pacientes sin Covid en Canadá (entre el 11 y el 13% vs. 0,78%).

"Señal de alerta"

Según Pablo Richly, director del Centro de Salud Cerebral, que no intervino en el estudio, la investigación es seria y honesta. "Explica muy bien las limitaciones propias del estudio y de los datos disponibles -afirma-. Es una señal de alerta que impone profundizar el análisis del tema con investigaciones prospectivas".

"Entender las interacciones entre Covid-19 y ataque cerebral es importante para la planificación del tratamiento, especialmente en las áreas en las que el virus está circulando en forma activa en la comunidad -concluye Sposato-. El mensaje para el equipo de salud es que si uno está viendo a un paciente con ACV, particularmente de menos de 50 años y con grandes coágulos, tiene que pensar en el SARS-CoV-2 como una posible causa, incluso en ausencia de síntomas respiratorios".

Esta pandemia "cambió el escenario del stroke en todo el mundo -agrega Sebastian Fridman, profesor asistente de Neurología y primer autor del trabajo, en un comunicado de la Academia de Neurología de los Estados Unidos-. Necesitamos estar preparados para diagnosticar y tratar rápidamente a pacientes con ACV asociado con Covid-19".

Por: Nora Bär

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.