Ecuador: descubren cráneos de niños usados como cascos para bebés muertos hace 2100 años

Los investigadores señalan que el hallazgo es la única instancia conocida del uso de cráneos infantiles como cascos para bebés.
Los investigadores señalan que el hallazgo es la única instancia conocida del uso de cráneos infantiles como cascos para bebés. Crédito: Latin American Antiquity
(0)
19 de noviembre de 2019  • 14:18

MADRID (DPA).- Cráneos de bebés excavados en el yacimiento arqueológico de Salango, Ecuador, lucen a su vez macabramente cráneos de niños de mayor edad colocados a modo de cascos.

Los investigadores, de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte y la Universidad Técnica de Manabí en Ecuador, señalaron que la cabeza humana a menudo era un símbolo poderoso para muchas culturas sudamericanas tempranas, lo que podría explicar lo que encontraron.

Tal y como publicaron en la revista Latin American Antiquity, encontraron y desenterraron los restos de 11 personas enterradas en el sitio de Salango hace aproximadamente 2.100 años. Las personas que vivían allí en ese momento se llamaban Guangala; los investigadores también encontraron múltiples artefactos además de los huesos.

Entre los restos que encontraron había dos bebés, cada uno con el cráneo de un niño mayor colocado sobre su cabeza, como un casco.
Entre los restos que encontraron había dos bebés, cada uno con el cráneo de un niño mayor colocado sobre su cabeza, como un casco. Crédito: Latin American Antiquity

Los investigadores informaron que entre los restos que encontraron había dos bebés, cada uno con el cráneo de un niño mayor colocado sobre su cabeza, como un casco. Se cree que uno de los bebés tenía aproximadamente 18 meses de edad al momento de la muerte; su casco de cráneo provenía de un segundo niño que se creía que tenía aproximadamente de cuatro a 12 años al momento de la muerte.

El otro bebé tenía aproximadamente seis a nueve meses de edad al morir, y se creía que su casco de cráneo provenía de un niño de aproximadamente dos a 12 años de edad al morir. Todavía no se sabe si los niños fallecidos estaban relacionados entre sí, o la razón por la cual los cráneos se usaron como cascos para los bebés fallecidos. Los investigadores notaron que los cascos del cráneo se ajustan perfectamente, lo que, sugieren, podría indicar un entierro simultáneo del bebé y el niño que donó el casco del cráneo.

Las personas que vivían en aquella zona hace 2100 años se llamaban Guangala
Las personas que vivían en aquella zona hace 2100 años se llamaban Guangala Crédito: Latin American Antiquity

Los investigadores señalaron que el hallazgo es la única instancia conocida del uso de cráneos infantiles como cascos para bebés como parte de una ceremonia de entierro. También señalan que era posible que quienes los enterraron intentaran conferir algún tipo de protección en el más allá.

También señalan que era posible que el bebé y / o el niño involucrado en la ceremonia fueran parte de un ritual destinado a calmar un volcán activo cercano, aunque también sugieren que cualquiera de los jóvenes fallecidos podría haber muerto como consecuencia de la inanición o por las secuelas de una erupción volcánica.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.