Las gaviotas de ciudad saben cuándo y dónde buscar comida humana

Gaviota de lomo negro (Charles J Sharp/Wikipedia)
Gaviota de lomo negro (Charles J Sharp/Wikipedia)
(0)
16 de noviembre de 2020  • 17:31

Un estudio con rastreadores GPS relevó lo que se sospechaba desde hace mucho tiempo: las gaviotas urbanas saben exactamente cuándo y dónde buscar comida humana.

La investigación de la Universidad de Bristol es el análisis más profundo hasta la fecha sobre los comportamientos de búsqueda de alimento de las gaviotas urbanas y cómo se han adaptado a los patrones de actividad humana en una ciudad.

En comparación con los entornos naturales, los entornos urbanos son nuevos para los animales en una escala de tiempo evolutiva y presentan una amplia gama de posibles fuentes de alimentos. En los entornos urbanos, la disponibilidad de alimentos a menudo fluctúa según los patrones de actividad humana, que pueden seguir un ciclo diario o semanal. Sin embargo, hasta ahora, se sabía poco sobre cómo los animales urbanos se adaptan a estas diferencias horarias en la disponibilidad de alimentos para humanos.

Un equipo de científicos de las Facultades de Ingeniería y Ciencias de la Vida de Bristol utilizó diferentes datos para registrar el comportamiento de las gaviotas urbanas en tres escenarios diferentes de la ciudad: un parque público, una escuela y un centro de desechos. El estudio utilizó datos de mini mochilas con rastreadores GPS instaladas en 12 gaviotas de lomo negro, así como observaciones del número de gaviotas en los diferentes sitios.

El equipo descubrió que los patrones de alimentación de las aves coincidían estrechamente con el horario de las vacaciones escolares y los horarios de apertura y cierre del centro de desechos, pero que su actividad en el parque parecía corresponder con la disponibilidad de fuentes de alimentos naturales.

Estos hallazgos sugieren que las gaviotas pueden tener la flexibilidad de comportamiento para adaptar su comportamiento de búsqueda de alimento a los horarios humanos cuando sea beneficioso, y que este rasgo les ayuda a prosperar en las ciudades.

El doctor Anouk Spelt, autor principal del artículo publicado en Ibis, International Journal of Avian Science, dijo en un comunicado: "Nuestro primer día en la escuela, los estudiantes estaban emocionados de contarnos sobre las gaviotas visitando su escuela a la hora del almuerzo. De hecho, nuestros datos mostraron que las gaviotas no solo estaban presentes en grandes cantidades durante la hora del almuerzo para alimentarse de las sobras, sino también justo antes del comienzo de la escuela y durante el primer receso cuando los estudiantes tomaron su refrigerio. Del mismo modo, en el vertedero, las gaviotas estaban presentes en mayor número los días de semana cuando el centro estaba abierto y los camiones descargaban desechos de alimentos".

"Aunque todo el mundo ha experimentado o visto a las gaviotas robando comida a las personas en los parques, nuestras gaviotas fueron principalmente a estacionarse a primera hora de la mañana y esto puede deberse a que las lombrices de tierra y los insectos están presentes en mayor cantidad durante estas primeras horas", continuó.

"Con este estudio en Bristol hemos demostrado que las gaviotas en las ciudades pueden adaptar su horario de alimentación para hacer un mejor uso de los recursos alimentarios en función de su disponibilidad. Algunas gaviotas incluso usaron las tres áreas de alimentación en el mismo día, lo que sugiere que podrían rastrear la disponibilidad para optimizar su ingesta energética. Estos resultados destacan la flexibilidad de comportamiento de las gaviotas y su capacidad para adaptarse a los entornos artificiales y los horarios de la vida urbana", concluyó.

Europa Press.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.