Misión Perseverance Rover. "Marte puede explicar muchas cosas sobre la Tierra", según astrónomos argentinos

La Perseverance Rover es la misión más grande que se ha enviado a Marte
La Perseverance Rover es la misión más grande que se ha enviado a Marte Crédito: NASA
(0)
30 de julio de 2020  • 22:33

Astrónomos argentinos dijeron que "Marte puede explicar muchas cosas de la Tierra", luego de que la NASA lanzó hacia ese planeta la misión Perseverance Rover, que buscará indicios de vida con el "equipamiento más sofisticado hasta el momento". Lleva consigo un dron que intentará remontar vuelo por primera en la poco densa atmósfera que hay allí.

El Perseverance, que pesa alrededor de una tonelada, mide 3 metros de largo y 2,2 de alto, llegará a Marte el 18 de febrero de 2021 a bordo del cohete Atlas y permanecerá un año marciano -dos terrestres- explorando el planeta, informó la NASA.

"Marte es un objetivo principal en la exploración espacial por lo que representa la información que hemos recabado. En el pasado ha sido un lugar muy distinto al que es ahora. Hace miles de millones de años, tenía otra atmósfera y era diferente al lugar desértico e inhóspito que vemos hoy", dijo el astrónomo César Bertucci, quien añadió que este planeta "puede explicar muchas cosas de la Tierra".

Comparar los planetas nos ayuda a entender cuán único es nuestro planeta
César Bertucci

"Marte puede haber tenido una evolución parecida a la de la Tierra con agua líquida en la superficie, aunque hoy solo existe como hielo o vapor. Tratamos de ver de qué manera Marte perdió su campo magnético, que servía como protección ante el Sol. La atmósfera marciana se ha ido erosionando y esa puede ser una de las causas por las cuales no hay agua", explicó.

"Comparar los planetas nos ayuda a entender cuán único es nuestro planeta y ver cuáles son las causas del calentamiento global, por ejemplo", aseguró Bertucci. Con esta misión, la NASA busca estudiar la geología de Marte para que en futuras incursiones se pueda producir oxígeno a partir del dióxido de carbono que está en la atmósfera del planeta.

El Perseverance recorrerá el llamado cráter Jezero, que mide unos 49 kilómetros de diámetro y está ubicado al norte del ecuador del planeta. "Esta misión va a llegar al cráter, ya que es un blanco de interés científico porque probablamente en esa zona hubo agua líquida en el pasado. Se buscan lugares estratégicos para estudiar indicios de vida pasada", explicó Mariano Ribas, coordinador del Área de Divulgación Científica en Planetario de Buenos Aires.

Es la misión más grande que se ha enviado a Marte
Diego Bagú

Diego Bagú, astrónomo y Director Planetario Ciudad de La Plata, indicó que el Perseverance es "la misión más grande que se ha enviado" a Marte, desde que se inició la exploración en los años '60. "La NASA es la única que logró descender a Marte con un robot móvil. El primero fue en 1997 y tenía el tamaño de un microondas, este es el quinto y es grande como un auto", contó Bagú y agregó: "Va a hacer estudios que nunca se hicieron. Este Rover está equipado con instrumentos para detectar signos de vida que haya habido en el pasado y, por qué, no detectar un microorganismo debajo de la superficie".

Según Ribas, decenas de misiones han viajado a Marte, pero la mitad han perecido por diferentes motivos.

Se buscan lugares estratégicos para estudiar indicios de vida pasada
Mariano Rivas

Cerca de 20 equipos de Estados Unidos, Europa, Rusia, China y Emiratos Árabes están realizando exploración con orbitadores. "Este aparato es una versión mejorada del Curiosity que llegó en 2012, que sigue funcionando perfectamente. Es lo más sofisticado que se ha enviado a Marte", señaló Ribas.

Por primera vez, se lleva un vehículo volador

El Perseverance lleva también el Ingenuity, un pequeño helicóptero del tamaño de un dron y que pesa apenas 1,8 kilos. Tal como destacaron, "es la primera vez que se envía un vehículo volador".

Estamos viviendo una nueva carrera espacial
Diego Bagú

Con él, la NASA intentará concretar el primer vuelo propulsado en Marte, "que tiene una atmósfera 100 veces menos densa que la terrestre", afirmó Bertucci. Por esta razón, según explicó Bagú, "las aspas tienen que girar ocho veces más rápido que en la Tierra para levantar vuelo".

"Estamos viviendo una nueva carrera espacial. Ya se está pensando en el regreso del humano a la Luna en cuatro o cinco años y la primera tripulación a Marte en 15 o 20", aseguró Bagú, quien destacó la importancia de las empresas privadas en estas metas en la actualidad.

Sobre esto, concluyó: "Estamos en una nueva competencia feroz entre Estados Unidos y China, pero también está el sector privado. Hay compañías que hacen desarrollos más tecnológicos que las agencias espaciales. Vamos a ver empresas privadas compitiendo en el futuro y hay mucho dinero en juego".

Agencia Télam

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.