Se usa en casos de abuso sexual. Nueva tendencia en terapia: cartas en lugar de diván