Padres antivacunas y otras razones: por qué volvió el sarampión

Hay 48 casos de sarampión en la Argentina en lo que va de 2019
Hay 48 casos de sarampión en la Argentina en lo que va de 2019
Martín De Ambrosio
(0)
10 de noviembre de 2019  • 12:04

Es una enfermedad prevenible que podría estar erradicada, pero una colección de diferentes causas hizo que el sarampión regresara con muchos casos a América Latina. Según informó la Organización Panamericana de la Salud (OPS) "desde el 1º de enero al 31 de octubre de 2019 se notificaron 11.487 casos confirmados de sarampión, incluidas 15 defunciones, en 14 países y territorios de la región". Brasil con 9304 casos y Venezuela con 520 son los más afectados, en tanto que la Argentina lleva notificados 48 casos.

La no disposición de vacunas e incluso la "moda" de no vacunar entre quienes tienen la posibilidad de acceso a la inmunización es una de las razones, pero no la única. También la presencia del virus en regiones cercanas (Brasil o Venezuela para el caso argentino; la circulación en el resto de los continentes para América) así como el hecho de que las vacunas se dan a partir del año -según ordena el calendario- barreras geográficas para la población indígena, e incluso razones técnicas.

"La primera dosis de vacuna triple viral tiene 10% de fallas primarias para el componente sarampión, es decir que no todos los niños vacunados van a tener la cantidad necesaria de anticuerpos protectores", indicó Elizabeth Bogdanowicz, médica infectóloga pediatra, secretaria del Comité de Infectología Pediátrica de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP). "Además, las vacunas a virus atenuados dan protección por diez a quince años aproximadamente y hay adultos que no están bien vacunados con las dos dosis después del primer año de vida", agregó.

Por estas razones las autoridades decidieron transitoriamente adelantar la primera dosis de vacuna triple viral entre los 6 y 11 meses en la ciudad de Buenos Aires y algunas zonas del Gran Buenos Aires dónde hubo casos, y vacunar a los niños entre 13 meses y 4 años en las mismas regiones si no habían sido vacunados durante la campaña de seguimiento que se hizo en noviembre de 2018 y vacunar a adultos susceptibles (como personal médico) y viajeros. "También es muy importante estudiar de manera específica a todos los que consultan por fiebre y erupción en la piel (los principales síntomas del sarampión), independientemente de la edad y antecedentes de vacunación para tener idea de los casos reales que tenemos", añadió Bogdanowicz.

En el caso del sarampión así como en otras enfermedades el concepto de inmunidad de rebaño o inmunidad colectiva es clave por las cuestiones técnicas que mencionan desde la SAP. "Cuando el porcentaje de gente vacunada en una comunidad está por debajo del número necesario para alcanzar la inmunidad colectiva, el sarampión encuentra menos resistencia para colarse", explica otra pediatra, Romina Libster, investigadora de la Fundación Infant. "Vivimos en un mundo globalizado, donde estamos a horas de otro continente, y los virus no diferencian fronteras ni nacionalidades. Si alguien no vacunado viaja a un lugar donde circula sarampión lo puede traer escondido en la nariz y si vuelve a un lugar con gente no vacunada se transmite en poco tiempo. Y así es que se generan grietas en este escudo protector que brinda la inmunidad colectiva y producirse el brote".

Por eso, desde la OPS se recomienda "mantener altas coberturas a nivel local (no solo los promedios nacionales), para prevenir bolsones de personas no vacunadas porque con un virus tan contagioso como el de sarampión es muy fácil para la transmisión a muchas personas". También pide dar respuesta rápida a casos importados, un uso adecuado de los resguardos dentro de los hospitales para que allí tampoco haya contagios y "a todo viajero de más de seis meses de edad que no pueda mostrar prueba de vacunación o inmunidad que reciba la vacuna al menos dos semanas antes de viajar a áreas donde haya transmisión".

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.