Preservarán de la contaminación el inmenso acuífero guaraní

El lago subterráneo abarca la misma superficie que Francia, España y Portugal
(0)
27 de mayo de 2003  

MONTEVIDEO.- Porque no es habitual que en esta zona del mundo haya proyectos encarados hacia un futuro no próximo, el lanzamiento del plan de preservación del acuífero guaraní recibió elogios de un ciudadano holandés que vive en Buenos Aires y está al frente de la sede regional del Banco Mundial (BM).

Hacia el final de la semana pasada, en la sede administrativa del Mercosur, representantes de los gobiernos, organismos internacionales y técnicos especializados comenzaron a trabajar en este proyecto que apoya la protección ambiental y el desarrollo sustentable del sistema acuífero guaraní.

Axel van Trotsenburg, director de la sede regional del BM, destacó la importancia de "que estos cuatro países (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) hayan reconocido la necesidad de preservar el acuífero" y dar "un gran paso en la dirección correcta". Dijo el holandés que "lo que es histórico es que hayan acordado hacerlo antes de que el recurso se contamine".

El costo del proyecto es de 27.240.000 de dólares y cuenta con una donación de 13,4 millones de dólares del Fondo Mundial para el Medio Ambiente. El resto se cubre con contrapartidas nacionales y financiamiento de organismos internacionales que apoyan la iniciativa.

La sesión inaugural, realizada el jueves en el Edificio Mercosur -frente a la rambla de Montevideo-, contó con la presencia de autoridades de los cuatro países involucrados. El presidente uruguayo, Jorge Batlle, destacó el valor del emprendimiento y dijo que la integración en la región debe hacerse "de abajo hacia arriba y construirla por el agua, la sanidad animal y las comunicaciones".

El proyecto cuenta con el apoyo de los cuatro gobiernos del Mercosur, el Fondo Global para el Medio Ambiente (GEF), el Banco Mundial, la Organización de Estados Americanos (OEA), los gobiernos de Holanda y Alemania, y la Agencia Internacional de Energía Atómica.

El proyecto requiere que en cada país se establezca una unidad o un consejo directivo con los máximos organismos de recursos hídricos, medio ambiente y cancillería, y un consejo técnico que coordine las acciones.

Con cuatro años de duración, el proyecto está estructurado en siete áreas: 1) Conocimiento y usos (expansión del conocimiento científico). 2) Gestión (instrumentación conjunta de marco de gestión). 3) Participación (fomento de la participación de la sociedad). 4) Educación y comunicación (campaña educativa sobre la necesidad de protección ambiental). 5) Proyectos piloto (desarrollo de medidas para gestión de aguas subterráneas y mitigación de daños). 6) Energía geotérmica (evaluación del potencial geotermal del acuífero). 7) Coordinación (trabajos administrativos y gerenciamiento del proyecto).

Un lago gigantesco

La capacidad de explotación del reservorio es de 40 a 80 kilómetros cúbicos anuales, una cantidad equivalente a la demanda de agua de la Argentina -para todos los usos- durante cuatro años.

En la Argentina, la profundidad a la que se encuentra está por debajo de los 900 metros, pero en Brasil, Paraguay y Uruguay se dan situaciones muy diferentes, desde los 50 metros de profundidad hasta un máximo de 1500.

El sistema acuífero guaraní está considerado uno de los reservorios de agua subterránea más grandes del mundo. Su tamaño medido en kilómetros cuadrados es más grande que el espacio que Francia, España y Portugal ocupan en Europa. De los 1.190.000 kilómetros cuadrados del acuífero, 850 mil corresponden a Brasil, 225 mil a la Argentina, 70 mil a Paraguay y 45 mil a Uruguay.

Brasil es el país que más lo explota y con este acuífero abastece de agua potable hasta 500 ciudades, sumando aquellas a las que abastece en forma total y a las que lo hace parcialmente.

En la Argentina hay en explotación cinco perforaciones termales de agua dulce y una de agua salada. Están ubicadas en el sector oriental de la provincia de Entre Ríos. Al oeste de esa provincia se ha alumbrado sólo agua salada termal y no se conoce la situación potencial en otras provincias, en las que hay en el subsuelo unidades geológicas que podrían contener existencias del acuífero.

En Uruguay hay unos 135 pozos de abastecimiento público de agua y algunos de ellos se destinan a la explotación termal. En Paraguay hay unos 200 pozos para consumo humano.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.