Se detectó una toxina que provoca amnesia