Papá se enamoró. “Lo que más miedo me daba era contarle a mis hijos que era gay”