A los 57 años falleció la artista y arquitecta Adriana Fiterman

Arquitecta y artista, Adriana Fiterman trabajó en la organización de arteBA, la feria impulsada por su padre, el coleccionista Jacobo Fiterman
Arquitecta y artista, Adriana Fiterman trabajó en la organización de arteBA, la feria impulsada por su padre, el coleccionista Jacobo Fiterman Fuente: LA NACION
Daniel Gigena
(0)
31 de julio de 2020  • 17:48

A los 57 años, falleció este martes en la ciudad de Buenos Aires la arquitecta y artista Adriana Fiterman, víctima de un cáncer. Había nacido en Buenos Aires en 1962. Integrante de una familia vinculada con el arte de modo íntimo, se formó con Ideal Sánchez, Héctor Giuffré y el maestro Carlos Gorriarena."Fue un cambio en mi manera de mirar y de pintar", dijo la artista sobre esa experiencia con Gorriarena a inicios de los años 1990.

En 1987 se graduó como arquitecta en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires. Desde entonces, a su práctica artística sumó el diseño de montajes de exhibiciones en museos y galerías. A partir de 1997, y hasta la edición de 2019, trabajó en el diseño de montaje de arteBA, feria de arte impulsada por su padre, el coleccionista y hacedor cultural Jacobo Fiterman.

Ante todo, se consideraba una pintora. En sus telas de mediano y gran formato, y con una paleta cada vez más clara, Fiterman escenificó el "combate" entre figuras humanas, en blanco y negro, y coloridas tramas orgánicas. Por primera vez expuso en forma individual en el Centro Cultural Recoleta, en 1991. También lo hizo en el Centro Cultural Borges, en 2005; otra vez en el Recoleta, en 2006, con pinturas hermosas como Ondulaciones, y en la galería Van Riel en 2012. En esa oportunidad, la especialista en arte Ana María Battistozzi señaló que Fiterman mostraba los procesos constructivos de su quehacer artístico. "Dejó de ocultar la materialidad del soporte para poner en evidencia su condición de superficie y sobre todo dejó de perseguir el efecto realidad exterior para indagar su mundo interior de materia, colores y planos". Aquello que a primera vista podía parecer aleatorio en la superficie de sus prismáticas obras se volvía un signo armónico.

"En Fiterman no hay licencias ni errabundez disfrazada de espontaneísmo -escribió el artista y curador Eduardo Stupía sobre su método compositivo-. No podrá detectarse un solo centímetro en sus cuadros que no parezca firmemente compuesto, tanto en la arquitectura del espacio pictórico como en la lógica del color, y en la estructura de concatenación casi modular, como si todo se rigiera según una rigurosa ley asociativa".

Sus pinturas en óleo y acrílico viajaron a centros de exposiciones en Nueva York, Valencia, La Habana y Connecticut, entre otras ciudades, y en 2008 la Fundación Alon para las Artes publicó el libro Brotes verdes. "De forma más figurativa o más abstracta, mi obra habla de las relaciones entre las personas y de las pasiones", declaró Fiterman en una entrevista. La comunidad artística local despide a una apasionada del arte.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.