Clubes de lectura virtuales: los desafíos en Red que vienen

Privilegian cantidad o calidad; esta época veraniega es ideal para empezar
Lucila Pinto
(0)
10 de diciembre de 2015  

Crédito: Javier Joaquin

En 2015, 1.700.000 personas se anotaron en el desafío de la red social de lectura Goodreads. Las reglas son simples: cada usuario tiene que elegir cuántos libros quiere leer hasta el 31 diciembre y, cada vez que termina uno, actualizar su progreso.

Una barra va mostrando el porcentaje de libros leídos y los contactos de ese usuario pueden ver qué terminó de leer y qué está leyendo ahora.

El desafío de lectura de Goodreads es el más masivo, sí, pero no el único. Otros, como el de la revista digital estadounidense PopSugar, establecen una cantidad fija para todos los participantes y hacen énfasis en el contenido: cumplir con una lista de categorías ( "ciencia ficción" o "recomendado por un familiar") hasta llegar a cincuenta libros leídos. También hay quienes usan las redes sociales para replicar el formato clásico del club de lectura: el organizador elige un libro por mes y los miembros del club lo leen.

En tiempos en los que casi todo lo que hacemos tiene un pie en Internet, la lectura también: leemos en las redes. A través de ellas, multiplicamos nuestra red de contactos con los que hablamos de libros. ¿Leemos más gracias a los clubes de lectura virtuales? ¿Por qué es un formato que atrae a tantos lectores?

Otis Chandler, CEO y cofundador de Goodreads, explica: "Una clásica resolución de Año Nuevo es: quiero leer más. Creamos el desafío en 2011 para darles a nuestros miembros una manera divertida de establecer su meta y alcanzarla. Pasamos de 151.000 participantes durante ese año a 1,7 millones en 2015, y creemos que va a ser todavía más grande en 2016". Para Chandler, la clave del éxito del desafío es que cada uno puede elegir la meta. "Si recién estás tomando el hábito de la lectura y terminar cinco libros ya es un gran cambio para vos, te inspiramos a alcanzar esa meta. Si ya sos un lector ávido y querés leer cien libros, el desafío también funciona para vos", dice.

Chandler participa del desafío de la red social que preside. Se fijó una meta de dieciocho libros en doce meses y ya va por el ochenta y cinco por ciento de ese total. Es bastante poco comparado con el de Florencia Radici (31 años), una periodista argentina que sigue el desafío. "Me propuse leer setenta libros. Lo cumplí en septiembre y, como Goodreads te da la oportunidad de cambiarlo, lo moví hasta los noventa. Ya leí ochenta y dos. No siento que lea más libros en general, pero sí más libros nuevos. A veces, cuando estoy por caer en la tentación de releer algún libro, chequeo cómo vengo con el desafío y quizás elijo uno nuevo para cumplir." Para el año que viene, va a fijar su meta en cien libros y, además, probar con el desafío de PopSugar: "El de Goodreads es interesante, pero sólo apunta a la cantidad. Lo bueno de los demás es que te obligan a cambiar un poco", dice.

Con el arribo del verano por estos lares –cuando suele haber más tiempo para leer– y las resoluciones de año nuevo por delante, PopSugar acaba de lanzar su desafío para 2016. Las pautas de lectura incluyen, entre otras cosas, un libro ganador del National Book Award, un libro que no leías desde secundaria, un libro que transcurra en Europa, un libro con más de seiscientas páginas, un clásico del siglo XX y un libro de poesía. "Es increíble ver cómo se difundió el desafío de 2015. Incluso fue trasladado a diferentes idiomas (en castellano se puede encontrar acá). Es un formato simple y directo y creo que a la gente le gusta que, dentro de cada categoría, cada uno puede elegir el libro que quiera y que algunos son muy personales, como un libro que se publicó el año en que naciste'", opina Tara Block, editora de PopSugar.

En este desafío, no hay una red donde subir los libros leídos y mostrárselos a nuestros contactos, aunque muchos comparten las lecturas que hacen gracias a él en Goodreads, Facebook o Pinterest. ¿Por qué compartimos lo que leemos en las redes sociales? Sebastián Salceek (39 años), abogado, sigue el de Goodreads, se propuso cincuenta libros para este año, va por cuarenta y dice: "No lo hago para impresionar o mostrarlo a nadie sino para ponerme una meta concreta de algo deseable: forzarme a pasar más tiempo leyendo libros que jugando a juegos o leyendo diarios. Sí sucede que con algún conocido que sigue el desafío nos recomendamos a veces un libro o nos avisamos que mejor no leamos algo". Si bien el balance es positivo, para Salceek la idea del desafío de lectura trae riesgos. "Fetichiza el concepto libro. Uno puede terminar eligiendo libritos muy cortos por encima de obras que no son de lectura rápida".

Disciplinas y placeres

En diciembre del año pasado, Jessica Pryde, periodista del sitio especializado en literatura Book Riot, publicó una columna en la que anunciaba que no iba a volver a participar en un desafío que privilegia la cantidad de libros leídos. "Según Goodreads, leí más de seiscientos libros desde 2010. Eso es más o menos la mitad de los libros que leí en toda mi vida. Me di cuenta de que me estaba volviendo loca." El sitio en el que trabaja tiene su propio desafío de lectura, con un formato parecido al de Popsugar ("un libro escrito por alguien de menos de 25", "un libro de un autor africano", "un libro de una editorial independiente", entre otros).

Dentro de los desafíos que ponen más énfasis en el contenido que en la cantidad, en nuestro país está el 200.000 en 40. Coordinado por el economista Lucas Llach -designado vicepresidente del Banco Central-, es un club de lectura de la historia universal y propone un desafío a un plazo bastante largo: leer diez libros de historia por año (uno por mes de marzo a diciembre, con enero y febrero para ponerse al día) durante cuarenta años, hasta diciembre de 2052. Empezó en marzo de 2013 y ya van por la Grecia Antigua, pero cualquiera puede sumarse cuando quiera. Los libros se eligen de manera semicolectiva, se cuelgan en formato electrónico en el mismo blog y los participantes suben posts y discuten en los comentarios. Dice Llach: "En la medida en que más gente participa, hay más disciplina de lectura".

En el mismo formato -un libro por mes, que todos leen y comentan-, pero sin una temática determinada ni una meta tan ambiciosa, está el LEER X LEER, un club de lectura argentino que funciona en Facebook y tiene más de trece mil seguidores, aunque sólo una fracción de ese número son participantes activos. En su carta de presentación, expresan: "Hace un tiempo la gente podía juntarse en clubes de lectura y compartir sus experiencias lectoras. Los tiempos han cambiado y, nos guste o no, las redes sociales cumplen un rol muy importante para los que aún sin tiempo queremos juntarnos con otros, que al igual que nosotros son amantes de los libros".

Bibliófilos unidos

  • Goodreads.com: red social en la que uno define cuántos libros quiere leer en el año
  • Popsugar.com: lista con categorías divertidas que marca el objetivo de lectura para el año
  • 200milen40.blogspot.com.ar: blog que reúne a los que leerán diez libros de historia por año hasta 2052

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.