Con US$ 90,3 millones, Hockney batió el récord para un artista vivo