De Vargas Llosa a Pérez-Reverte y Ford, una noche llena de estrellas

El premio Nobel peruano presentó su último libro con Jorge Lanata, mientras el autor del Capitán Alatriste charlaba con Fernández Díaz; murga uruguaya y maratón de lectura
El premio Nobel peruano presentó su último libro con Jorge Lanata, mientras el autor del Capitán Alatriste charlaba con Fernández Díaz; murga uruguaya y maratón de lectura Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Natalia Blanc
(0)
29 de abril de 2018  

El primer sábado de la edición 44a de la Feria del Libro tuvo una agenda recargada de propuestas convocantes. Con clima a favor (los días de lluvia suelen atraer más asistentes) y la presencia de grandes figuras como Mario Vargas Llosa, Arturo Pérez-Reverte, Richard Ford, Yasmina Reza y Jorge Fernandez Díaz fue una jornada de superacción. A las presentaciones de estos autores se sumó la Noche de Montevideo, con entrada gratis y espectáculos de murga y candombe. A las 20, las puertas de la Rural se abrieron al público como parte de los festejos por la Noche de Montevideo, ciudad invitada de esta edición, que ofreció conciertos de artistas como Dani Umpi y Ana Prada y la murga Cayó la cabra, muy popular en el carnaval de Uruguay. La lluvia no logró arruinar el programa musical en la pista central, que tiene tribunas techadas.

Desde antes de las 18, la Sala Borges, la de mayor capacidad del predio, fue colmada por lectores de Vargas Llosa, ansiosos por escuchar su diálogo con Jorge Lanata. "Bienvenidos a la feria inaugurada por la mitad", ironizó el periodista en el comienzo de la presentación de La llamada de la tribu. "Es un libro autobiográfico de la mente de Vargas Llosa, no de su vida", explicó Lanata. Su primera pregunta fue qué quedó en el Vargas Llosa de hoy de aquella tribu que el autor describe en su libro como un mito, en referencia al marxismo. "Algo quedó. Todos echamos de menos a la tribu, aunque nunca existió. Se trata de esa falsa idea de una jaula en la que reinaba la felicidad. Y creo que esa es la fuente de la catástrofe de la humanidad. Es un mito peligroso porque es fuente del nacionalismo, de la violencia y el racismo".

Arturo Pérez-Reverte
Arturo Pérez-Reverte Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot

Lanata conectó el concepto de tribu de Vargas Llosa con el populismo. "Sí. Apelan al nacionalismo y eso es un regreso a la tribu", aseguró el premio Nobel de Literatura. "Emanciparse de la tribu permite el progreso". Durante la charla, el periodista y el autor peruano repasaron la historia política mundial para explicar cómo fue que Vargas Llosa abandonó las ideas que defendía durante su juventud y se volvió liberal. "Me acerqué al comunismo en la universidad. Fui militante durante un año y en los años 60 fui defensor de la revolución cubana. Por 1965, 1966, tuve una crisis que marcó mi alejamiento: conocí a Fidel Castro y le pregunté por los campos de concentración donde tenían prisioneros a los escritores que consideraban disidentes. Castro no fue convincente con su explicación. Mucho después vino el caso Padilla. Con un grupo de escritores hicimos un manifiesto de protesta y Castro respondió agresivamente. Ahí rompí con Cuba y se inicia un período de gran confusión. Como cuando un cura deja los hábitos y no sabe qué hacer con su vida". El auditorio lo escuchaba con un respetuoso silencio que solo fue interrumpido por aplausos y por el grito solitario de una mujer que alzó la voz para decir "Se robaron todo", cuando Lanata le preguntó a Vargas Llosa cómo ve la Argentina hoy y qué cree que pasó en este país que prometía futuro. "Veo al país mejor que con el gobierno anterior, sin dudas. Pero Argentina es un gran misterio para mí". "También para nosotros", arremetió Lanata y se escucharon risas del público.

El autor de Pantaleón y las visitadoras habló también de su respeto por el "buen" capitalismo y puso como ejemplo el gobierno de Margaret Thatcher. Y criticó en duros términos el chavismo en Venezuela, aunque nunca nombró a Hugo Chavez. Como pregunta final, cuando ya había pasado cerca de una hora de charla, Lanata eligió un terreno más personal: "¿Llegaste a donde querías llegar?". El escritor respondió: "Uno nunca llega, a no ser que sea un vanidoso. Sé que estoy lejos de ser un Dostoievski, un Tolstoi, un Cervantes. Mi respuesta es clara: no".

Mientras ingresaban a la misma sala los asistentes que iban a escuchar la presentación de Eva, la novela de Arturo Pérez-Reverte, en diálogo con Jorge Fernández Díaz, en la Sala Julio Cortázar continuaba la charla de Richard Ford. "Todos nosotros utilizamos diferentes voces para hablar con diferentes personas. Eso mismo es lo que hacemos los novelistas. Usamos otras voces para contar historias", dijo el autor estadounidense, que vive en un pueblo tranquilo, Maine, "que es casi un estado independiente". "En mi pueblo saben que soy escritor, pero no leen mis libros", agregó con humor.

Hubo que tener paciencia para quedarse con la firma de Richard Ford
Hubo que tener paciencia para quedarse con la firma de Richard Ford Crédito: Alejandro Guyot

A esa misma hora, Fernández Díaz presentaba su libro La herida, con Diego Leuco. "Yo vivo y escribo contra el imbécil que fui. Es fácil ser anarquista. A los 40 años sentía mucha resignación y enojo. Pero pude volver a creer e hice una pelea conmigo mismo. Ahí escribí Mamá", contó el autor que, más tarde, charlaría con Pérez-Reverte también a sala llena.

En el supersábado hubo movimiento desde temprano. A las 16, en el espacio LA NACION, los visitantes se sumaron a la carrera de lectores que lideró Sebastián Lidijover. Todo comenzó con la consigna de encontrar adentro de unos sobres uno de los once itinerarios posibles que cada "maratonista" debía seguir para hallar respuestas a cinco preguntas en diferentes stands. El primer puesto fue para Juan Martín Calatayud, profesor de literatura de 33 años y "ahora corredor". La ganadora más joven fue Aramí Garay, de 11 años, que participó con su hermana mayor. ¿Qué ganaron? Una pila de libros que se venden en la Feria.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.