El escritor mexicano Jorge Volpi ganó el premio Alfaguara

Volpi en una foto tomada en 2003; el mexicano se impuso entre más de 500 manuscritos por su obra Una novela criminal
Volpi en una foto tomada en 2003; el mexicano se impuso entre más de 500 manuscritos por su obra Una novela criminal Fuente: AFP
Daniel Gigena
(0)
31 de enero de 2018  • 13:51

En una transmisión “a varias bandas” entre España, México, Perú y la Argentina, se anunció este mediodía el nombre del ganador de la XXI edición del premio Alfaguara de novela. El mexicano Jorge Volpi, con "Una novela criminal", se impuso sobre otras 579 obras que habían llegado de distintos países. En su novela –por la que recibió además un premio de 175.000 dólares– aborda un caso policial y jurídico que cobró gran dimensión mediática a partir de 2005 en México. Se trata de la detención de Israel Vallarta y Florence Cassez, ambos acusados de integrar una banda criminal para realizar secuestros. El proceso estuvo plagado de irregularidades, e incluyó torturas a los detenidos, negación de derechos y falsos testimonios. En México se sospecha que el gobierno de Felipe Calderón utilizó ese caso para iniciar la llamada "guerra contra el narco".

La novela de Volpi se inscribe en la tradición literaria que borra fronteras entre periodismo y ficción, y que ya cuenta con grandes obras escritas por Truman Capote, Norman Mailer, Emmanuel Carrère y Tomás Eloy Martínez, entre muchos otros. Desde Madrid, se recordó al autor argentino, ganador del premio Alfaguara en 2002 por El vuelo de la reina, y que murió hace ocho años. Basado en hechos reales, el autor dijo que intentó dar forma literaria a una historia verdadera alimentada con gran cantidad de datos, testimonios e hipótesis.

Nacido en Ciudad de México en 1968, Volpi integró en su país la “generación del crack”, cuyo rasgo principal era diferenciarse de los epígonos de la literatura latinoamericana del boom. Su primera novela, A pesar del oscuro silencio, fue publicada en 1993. Le siguieron La paz de los sepulcros (1995) y El temperamento melancólico (1996) y una serie de novelas cortas. Con En busca de Klingsor (1999), que obtuvo varios premios, inició la Trilogía del siglo XX. En esa obra, cuenta la historia de un científico norteamericano que intenta descubrir a un colega nazi de alto nivel. Completó la trilogía con El fin de la locura (2003) y No será la tierra (2006). Su obra se ha traducido a más de veinte idiomas.

Volpi es el tercer escritor mexicano que recibe el premio Alfaguara y, además, es autor de esa casa editorial, en la que ya publicó varios títulos. Para escribir "Una novela criminal", el autor investigó durante tres años, en los que leyó el frondoso expediente del caso Vallarta-Cassez, entrevistó a los acusados y a varios involucrados en el episodio. Por ser Cassez una ciudadana francesa, el caso policial tuvo repercusión internacional y efectos políticos. "A diferencia de Capote y Carrère, que creían en la verdad del sistema judicial de su país a la hora de escribir sus libros, no se puede creer una sola palabra del expediente judicial de ese caso. El sistema judicial mexicano y la policía de mi país mintieron de manera sistemática", dijo el autor desde Ciudad de México. Si bien Cassez fue liberada por presión de las autoridades francesas, Vallarta aún sigue preso con una extraordinaria prisión preventiva de casi doce años. Ante una pregunta, Volpi declaró que no sabe si los acusados son inocentes o culpables, pero no le quedan dudas de que el sistema judicial de México debe ser reformado.

El escritor premiado es un ensayista muy celebrado. Su primer libro fue una obra sobre el poeta Jorge Cuesta, con el que obtuvo el premio Plural de ensayo en 1991. Ese mismo año publicó su primer libro de cuentos. En 2016, Alfaguara publicó Examen de mi padre, una colección de ensayos donde entremezcla la historia familiar con la de México. Allí reveló que le hubiera gustado ser director de orquesta y músico.

Entre otros galardones, Volpi ganó el premio José Donoso en 2009, fue nombrado Caballero de la Orden de las Artes y las Letras por el embajador de Francia en México y en 2012 obtuvo el premio Planeta-Casa de América por La tejedora de sombras.

Un premio con historia

El premio Alfaguara fue creado en 1965, un año después de la fundación de la editorial española, y se mantuvo hasta 1972. Cabe indicar que el fundador fue nada menos que Camilo José Cela, autor de La colmena y premio Cervantes 1995. Una “alfaguara” es, según el diccionario de la Real Academia Española, un manantial copioso. En 1998, el editor español Juan Cruz relanzó el concurso con tanto éxito de convocatoria que los jurados de entonces debieron abandonar otras actividades para leer originales en lengua española. En esa ocasión, dos autores recibieron el premio: Sergio Ramírez y Eliseo Alberto. El jurado estaba presidido por Carlos Fuentes.

En 2017, resultó ganador del premio el español Ray Loriga, con Rendición, una novela distópica de aires alegóricos, muy a la moda con las series de televisión. Varios argentinos, como Tomás Eloy Martínez, Leopoldo Brizuela, Eduardo Sacheri y Andrés Neuman, obtuvieron el galardón, que otorga una suculenta suma en dólares. Pero no siempre los premiados fueron varones; entre otras escritoras, ganaron el Alfaguara la colombiana Laura Restrepo, la mexicana Elena Poniatowska y la española Clara Sánchez. El tándem integrado por las argentinas Ema Wolf y Graciela Montes ganó en 2005 con El turno del escriba. Fue la única ocasión en la que un libro en coautoría se llevó el premio.

La XXI edición del Alfaguara convocó a un jurado singular, presidido por el filósofo español Fernando Savater, el mexicano Emilio Achar, director de la cadena de librerías Gandhi; el escritor francés Mathias Enard, la directora peruana Clauda Llosa (que obtuvo reconocimiento con su film La teta asustada), el escritor español Sergio del Molino y, con voz pero sin voto, la directora editorial de Alfaguara Pilar Reyes. A ellos llegaron los textos preseleccionados de un total de 580 manuscritos procedentes de España y América Latina. La novela ganadora llegará a las librerías el 15 de marzo y el autor visitará este año la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

De los 580 manuscritos, 261 fueron enviados desde España, 88 desde la Argentina, 69 desde Colombia, 62 desde México y 45 desde Estados Unidos. La convocatoria para participar de la XXII edición del premio Alfaguara ya está abierta y se extenderá hasta noviembre de este año.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.