Industria editorial: postas de un camino sinuoso, del manuscrito a las librerías