Fin para un uso ilegal / Un convenio que ya firmaron diez universidades del país. La UBA pagará derechos por las fotocopias que usen sus alumnos