Maratón de Lectura. Seis millones de personas celebran las actividades en todo el país

La Fundación leer promueve el hábito de la lectura en las generaciones más jóvenes
La Fundación leer promueve el hábito de la lectura en las generaciones más jóvenes Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Cecilia Martínez
(0)
27 de septiembre de 2019  • 15:16

La literatura tomó por asalto hoy escuelas, hospitales, cárceles, centros comunitarios, hogares y bibliotecas de todo el país. Más de 20.000 instituciones de unas 3.500 localidades se unieron a la XVII Maratón de Lectura impulsada por la Fundación Leer , cuya principal finalidad es promover el hábito entre las nuevas generaciones.

Los libros fueron los grandes protagonistas de una jornada que reunió a seis millones de personas, entre niños, jóvenes y adultos, y a 900.000 voluntarios, en su mayoría padres y maestros, que pusieron voz a las lecturas frente a la escucha de los más pequeños.

En la ciudad de Buenos Aires, la fundación protagonizó actividades en varios centros de salud. Se leyeron historias y se regalaron libros en el Hospital de Clínicas, el Garrahan, el Italiano y en el CeSAC 21. Así, las largas esperas y el aburrimiento que cientos de niños experimentan a diario en estos edificios antes de ser atendidos pasaron a un segundo plano y las historias de cuento pusieron color a salas, pasillos y habitaciones de internación.

Roxana Caro llegó temprano al Hospital de Clínicas por una consulta al otorrino dentro de un control previo a la audiometría que realizarán a su hijo Rodrigo, de cuatro años, por un trastorno en el lenguaje con posible diagnóstico de autismo temporal leve. Hasta hace un tiempo, esto impedía al pequeño disfrutar de una tarde en la plaza o de estar acompañado de otros nenes en el jardín. "Antes se quedaba en un rincón, pero con una terapia de juegos y, sobre todo, de cuentos, mejoró muchísimo", explica su mamá. Tanto, que cuando Mercedes Piccolli, coordinadora del voluntariado en el centro sanitario, anunciaba por los pasillos la actividad de lectura, Rodrigo fue el primero de todos en sentarse para que le lean. También fue de los únicos en levantarse a buscar otro libro cuando llegó a su fin el anterior. "Hoy está entusiasmadísimo. Lo emocional se activa en él con las historias y le hace muy bien", comenta Roxana.

Maraton de lectura
Maraton de lectura Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

Soledad Di Luca fue una de las voluntarias de la editorial Penguin Random House que leyó en voz alta para los nenes en la sala de espera de este hospital. Es editora y mamá de un niño con un trastorno similar. La casualidad hizo que Rodrigo se sentara en el grupo, de los varios que se formaron en ronda en el suelo, donde ella iba a leer. "Fue una suerte que diera conmigo y yo con él, porque sé adaptar la lectura para nenes con este tipo de trastornos", explicó. Soledad contó que, primero, costó un poco convencer a algunos para que se unieran, pero luego se apoderó del ambiente la emoción y el entusiasmo.

¡A jugar con Bubba y sus amigos! , ¡Qué animales!, Cachorros al rescate , Masha y el oso , o las historias de Peppa Pig fueron algunos de los cuentos que sonaron en voz alta junto a las salas de pediatría.

Monstruo triste y monstruo feliz , título con una temática que convoca a los niños: las emociones, y que trae máscaras que éstos se colocan al terminar cada historia, fue el que llamó la atención de Aylin, de siete años. "Me gustan los finales felices", decía esta nena, a la que le encanta leer, mientras pasaba las páginas. "Está parada y lee todo lo que ve en las paredes, en las canciones de la tele, en el celular", cuenta Patricia, su mamá, mientras esperan por el otorrino.

Patricia Mejalelaty, directora de la Fundación Leer, supervisa las actividades y se acerca a Patricia para explicarle que puede seguir incentivando el hábito de la lectura en su hija con propuestas como Leer 20-20. El Desafío , una campaña digital que incentiva a que los menores de 12 años lean 20 libros en un año, con juegos y premios, ayudados por sus mayores. Creado hace dos años, el programa acumula ya más de cinco millones de lecturas.

"La educación en nuestro país requiere de la colaboración de los padres, ya que la escuela sola no puede. La lectura se debe instalar en el hogar como práctica diaria", opina la directora. Y añade: "Es importante leerles desde muy temprano porque esto facilita el acceso al aprendizaje formal, les da más vocabulario y les ayuda para adentrarse en la palabra escrita y en la oralidad. Se apunta a que a los nueve años puedan leer de forma fluida: primero, se aprende para leer, pero luego se lee para aprender, y es ahí cuando las capacidades cognitivas deben centrarse en la compresión", subraya.

Benjamín tiene cuatro años y le gustan los cuentos de animales y de piratas. Es uno de los más movedizos de la sala y su mamá, Marcela Verónica, dice que la actividad de lectura hizo más llevaderas las casi cuatro horas que afirma que a veces esperan para ser atendidos. Luz está sentada cerca y, por el contrario, no se mueve del lugar. Escucha atenta a una relatora de cuentos. "No sé cómo la voy a sacar de ahí porque le encantan las historias", advierte Nicole Resquin, mamá de esta pequeña adoradora de Frankestein y que cada noche, cuando las apneas interrumpen su sueño, le pide a su progenitora que le lea. Sobre la jornada de lectura en el hospital, agrega: "Cosas así hacen el tiempo en el hospital pase mejor, porque ella sabe a lo que viene: no está pudiendo respirar, y así no se aburre tanto".

Madres y voluntarias leen a sus niños en una sala de espera del Hospital Garrahan
Madres y voluntarias leen a sus niños en una sala de espera del Hospital Garrahan

Por los pasillos, varios de los nenes se van con bolsas con libros. En las salas de internación, Ángeles, voluntaria de Penguin, le lee a Mía, quien lleva varios meses ingresada. "Las estrellas son del cielo, se llama este poema", le adelanta la voz lectora. "Las estrellas son del cielo y las peras, del peral. Las lágrimas del pañuelo y yo vivo acá nomás", sigue la relatora y la nena sonríe.

"Estas actividades les alegran el día y los dejan muy plenos", señala Mercedes Piccoli, coordinadora del voluntariado. En este oasis en medio de la atmósfera gris de los centros de salud, sonaron, entre tantos otros, también párrafos de historias como Silber, el segundo libro de los sueños , de Kerstin Gier; Winnie y los dinosaurios , de Valery Thomas y Paul Korky; La Torre Oscura , de Stephen King; o la novela de amor y viajes Girl online , de la bloguera Zoe Sugg. "Leer para otros es llevar más lejos la lectura", fue el lema de la celebrada Maratón.

Un momento para la lectura en la Escuela Nº47 de Orense
Un momento para la lectura en la Escuela Nº47 de Orense

Sesión de cuentos en la Escuela N° 1-247 Almirante Guillermo Brown, de Tres Porteñas, en San Martín (Mendoza)
Sesión de cuentos en la Escuela N° 1-247 Almirante Guillermo Brown, de Tres Porteñas, en San Martín (Mendoza)

Actividades en el CeSAC 21
Actividades en el CeSAC 21

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.