srcset

LNteacompaña

Nuevos acordes. Aprender música en el año más incierto

Diana Fernández Irusta
(0)
2 de agosto de 2020  

El papá es violinista; la mamá, profesora de inglés. Quizás por eso su modo de atravesar la pandemia está hecho del sonido de los instrumentos, de la música de las palabras. En dos semanas, Irene Mulé cumple 13 años. Es parte de la generación en cuya memoria el coronavirus será sinónimo, no solo de amenaza sanitaria, sino también de interrupción de todo lo que suele implicar el último grado de la escuela primaria. El año de la pandemia será para ellos el año en que la incertidumbre lo tiñó todo: el viaje de egresados, los buzos, los bailes, la fiesta de salir a cada recreo y saberse los más grandes.

Descubrimientos. Irene Mulé comenzó a estudiar guitarra durante la cuarentena
Descubrimientos. Irene Mulé comenzó a estudiar guitarra durante la cuarentena

Pero Irene se lo tomó con filosofía. "Después de las primeras semanas de la cuarentena, me dieron unas ganas enormes de aprender, de experimentar, de hacer cosas nuevas", cuenta, muy segura de sí misma. Y explica cómo se armó un horario, le encontró la vuelta a la letanía de horas iguales que impone el aislamiento y se puso a estudiar, de manera virtual, guitarra y canto. "Nunca había tocado guitarra antes", aclara. Confiesa que al principio le costaba y que no es lo mismo el Zoom o el Skype que la presencia física, pero que así y todo le tomó el gusto. Y lo disfruta.

"Ahora estoy aprendiendo a tocar Bella Ciao -dice, feliz-. ¡Soy fanática de La casa de papel!" Y cuenta cómo el papá, a quien ella tantas veces se sentó a escuchar ensayar, ahora se acerca a seguir sus avances. Irene, que no para, también se puso a estudiar francés. Porque cuando esto termine, quiere viajar. Pero, por sobre todas las cosas, quiere volver a estar con sus amigos y que las nuevas canciones suenen junto a ellos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.