¿Por qué Villa Crespo es el barrio más creativo de Buenos Aires?

Cine al aire libre, una de las actividades del proyecto Clic, que ganó en la contienda de barrio porteños que premió al más creativo
Cine al aire libre, una de las actividades del proyecto Clic, que ganó en la contienda de barrio porteños que premió al más creativo
Daniel Gigena
(0)
19 de mayo de 2019  • 17:41

Con cinco millones y medio de pesos de premio, unos treinta vecinos inquietos de Villa Crespo pusieron en marcha hace unos días Clic, el proyecto ganador del concurso entre barrios que se libró en Buenos Aires para ver cuál de todos era el más creativo. En esa zona, que antes se llamó San Bernardo, vivieron Leopoldo Marechal, Juan Gelman y Osvaldo Pugliese; un poco de la magia y el talento de ellos contagiará las rondas culturales que los fines de semana recorren las calles.

Cinco millones y medio de pesos ganó el barrio de Villa Crespo para desarrollar su propuesta cultural

00:46
Video

A partir de la iniciativa impulsada por el Ministerio de Cultura porteño a inicios de 2018, cuando invitó a concursar a gestores de la escena cultural y artística independiente de los barrios, los vecinos de Villa Crespo desarrollaron el Circuito Local de Intervenciones Culturales (CLIC). La propuesta elegida se puso en marcha hace unas semanas con los fondos obtenidos como premio. En tres pagos, el Gobierno de la Ciudad entregará los cinco millones y medio de pesos para que se financien las actividades culturales programadas para 2019. Es de desear que, con o sin el combustible de los aportes estatales, CLIC continúe en los próximos años.

Cada zona concursante debía presentar proyectos anuales sobre literatura, audiovisuales, artes escénicas, gastronomía, música y artes visuales. CLIC agrupa y conecta actividades en la zona delimitada por las avenidas Córdoba, Ángel Gallardo, Dorrego y San Martín.

Otras tres propuestas mixtas (de "parejas" o "tríos" de barrios), como las elaboradas por representantes de Recoleta y Saldías, Villa Santa Rita y Villa General Mitre, y Villa Luro, Versalles y Villa Real, recibirán dos millones y medio de pesos para dinamizar la cultura en esos territorios. También se apoyarán once actividades de proyectos que no resultaron ganadores. Una condición del concurso es que que todas las actividades sean abiertas y gratuitas, algo que en parte se descontaba porque el dinero, al fin y al cabo, proviene de las arcas públicas.

Marcas de identidad

"Somos un entramado de vínculos, ideas, saberes y experiencias culturales puesto en función de enriquecer la vida cultural de Villa Crespo, de construir y deconstruir su profunda identidad -reza la propuesta de CLIC, atenta al léxico de la época-. Vamos a crear a través de sus historias, personajes y valores. Vamos a releer las memorias que guarda el corazón de la ciudad". El circuito del proyecto ganador está compuesto por diecinueve acciones artístico-culturales, diez galerías de arte (Pabellón 4, Nora Fisch, Gachi Prieto, Ruth Benzacar, Hache y Quimera, entre otras), seis centros culturales privados, como Vuela el Pez y Casa Brandon; cinco vecinos gestores culturales, dos librerías, dos ONG, un centro cultural estatal (la Biblioteca Casa de la Lectura, en Lavalleja al 900), un medio de comunicación, una compañía de danza, un teatro, un muralista, una organización feminista, un centro de jubilados, la histórica disquería RGS (en la galería Galecor) y un colectivo audiovisual.

Con las intervenciones de CLIC, se acrecentarán el patrimonio tangible y el intangible de Villa Crespo. "Se pintarán murales en las fachadas de distintos espacios culturales, se publicarán ejemplares de un álbum de figuritas con personajes célebres del barrio, que se distribuirán en escuelas del barrio, y se filmará un documental. Además, imprimimos quince mil ejemplares de una revista que detalla la programación". En los textos, los gestores culturales optaron por usar el llamado "lenguaje inclusivo". "Usar la 'e', más que un neologismo, es una visión, es una política consciente del lenguaje", se lee en las primeras páginas de la revista que se distribuye en forma gratuita en distintos locales de Villa Crespo.

Fueron ideadas actividades para adultos mayores, adolescentes y niños, como un concurso de relatos para "chiques", cuyos ganadores se darán a conocer en la primavera. Excepto el curso para jóvenes reporteros, que se brinda en Casa Brandon hasta agosto, los demás talleres se quedaron sin vacantes, señal del interés de los porteños por la oferta cultural.

"Barrios Creativos es un programa que se propone potenciar y mostrar las redes culturales en los distintos barrios – dice Enrique Avogadro, ministro de Cultura de la ciudad-. Nuestro principal objetivo es trabajar en equipo con los referentes locales para que cada vez más personas puedan descubrir barrios y circuitos para seguir viviendo la cultura de Buenos Aires". El 3 de junio se celebra el día de Villa Crespo, que en sus orígenes a fines del siglo XIX se denominaba San Bernardo.

Clic, la propuesta de Villa Crespo

00:56
Video

Un barrio con festival de cine propio

Aunque en Villa Crespo no hay salas de cine, una de las actividades destacadas del proyecto ganador es desarrollar, durante septiembre, un festival de cine, en el que se entregarán cuatro premios. La convocatoria para participar de Vecine Festival de Cine está abierta hasta el 30 de junio. "CLIC busca crear una marca cultural identitaria del barrio", sostiene Demián Adler, responsable del centro cultural Vuela el Pez. Adler, que se desempeña como "mentor" del programa cultural, señala que la consagración de Villa Crespo como barrio creativo fue celebrada por todos los vecinos.

Este domingo se llevará a cabo una ronda cultural por las calles del barrio donde vivieron Mercedes Simone, Juan Gelman, Aída Carballo, Leopoldo Marechal y Osvaldo Pugliese. El paseo, que comenzará a la hora de la siesta en lo que fue la primera Caja Mercantil cuando Villa Crespo no era más que un panorama de quintas y chacras, se irá acercando al barrio del presente. Como los cupos para esta actividad ya están completos, los organizadores prometen que las rondas volverán en julio y agosto.

Durante los recorridos culturales, se realizarán intervenciones artísticas de danza y teatro, y se inaugurarán los "mosaicos por la memoria feminista". En 2019, la comunidad villacrespense recuperará los nombres de siete mujeres que fueron relevantes a la hora de construir lazos comunitarios y forjar una identidad femenina por fuera de los estereotipos. Una de ellas es Paquita Bernardo, la primera mujer bandoneonista en los años 1920, y otra, la actriz Cristina Banegas. Desde hace décadas también vive en el barrio la poeta rosarina Mirta Rosenberg, una de las creadoras de Diario de Poesía y otra ciudadana ilustre de Villa Crespo.

Para más información, clic aquí.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.