Por tercer año, se celebra el Día de la Bandera con el monumento en obras

La restauración y puesta en valor del Monumento a la Bandera, con un plan más acotado que el original, tendría que haberse terminado en mayo; ahora estiman que estará para septiembre
La restauración y puesta en valor del Monumento a la Bandera, con un plan más acotado que el original, tendría que haberse terminado en mayo; ahora estiman que estará para septiembre Crédito: Gentileza Subsecretaría de Coordinación de Obra Pública de la Nación
Daniel Gigena
(0)
20 de junio de 2019  • 00:21

A dos años del inicio del trabajo de restauración y puesta en valor de uno de los monumentos más importantes del país, avanzan con lentitud las obras en el Monumento Histórico Nacional a la Bandera, en Rosario. "Monumento de monumentos", fue diseñado por los arquitectos Ángel Guido y Alejandro Bustillo, y lo embellecen grupos escultóricos realizados por Alfredo Bigatti, José Fioravanti y Lola Mora, entre otros artistas. El Monumento a la Bandera fue inaugurado el 20 de Junio de 1957 en la ciudad de Rosario y, cada año en esa fecha histórica, es el sitio de encuentro de autoridades nacionales, provinciales y municipales, y cientos de ciudadanos.

Este es el tercer año consecutivo en que el 20 de Junio se celebrará con el monumento en obras. Al comienzo del gobierno de Mauricio Macri , los objetivos aprobados por organismos de Nación y de la ciudad de Rosario eran ambiciosos. El entonces Ministerio de Cultura de la Nación, a cargo de Pablo Avelluto, y la Subsecretaría de Coordinación de la Obra Pública Federal del Ministerio del Interior, a cargo de Ricardo Delgado, se comprometieron a aportar el 70% de la inversión y la Municipalidad de Rosario, el 30% restante. Además de reforzar la estructura del monumento, impermeabilizar y verificar la estabilidad de las placas de mármol y corregir una serie de patologías provocadas por el paso del tiempo y el clima, se había acordado acondicionar la Sala de Honor a las Banderas de América, un espléndido museo en el interior del monumento.

Crédito: Gentileza Subsecretaría de Coordinación de Obra Pública de la Nación

Pero la crisis económica de abril de 2018 obligó al Gobierno nacional a reducir sus metas. El ajuste llevado a cabo por el Ejecutivo desde entonces afectó también al monumento. Así lo confirma Raúl Álvarez, secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Rosario. "Nación redujo la obra a la mitad. De 147 millones de pesos la redujo a 74 millones. De esa mitad que finalmente se va a ejecutar falta terminar poco más del 16% de la obra", dice. El final de la obra estaba previsto para el 31 de mayo pasado.

Un nuevo plazo para el final de las obras

Autoridades nacionales y municipales estiman ahora que las obras estarán concluidas hacia fin de septiembre de este año. "Hay un avance del 85% de la obra", destaca el subsecretario de Coordinación de la Obra Pública Federal, al ser consultado por LA NACION. El organismo que dirige Delgado aporta los fondos por parte del Estado nacional, mientras que el control de la obra se comparte entre Nación, la Municipalidad de Rosario y la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, que depende de la Secretaría de Cultura de Nación y preside Teresa Anchorena.

En la puesta en valor trabajan unas doscientas personas
En la puesta en valor trabajan unas doscientas personas Crédito: Gentileza Subsecretaría de Coordinación de Obra Pública de la Nación

El funcionario nacional es optimista y cree que, esta vez, se cumplirá con el plazo. "Se está trabajando en el reemplazo de las placas de mármol. Hay pocos proveedores en la Argentina y hubo una demora en la entrega, pero en cuatro meses estará listo", afirma. Esas placas tienen distintos grosores y tamaños especiales. Delgado también señala que el responsable primario de la obra es, de acuerdo con el convenio firmado en 2016 y confirmado a inicios de 2019, la Municipalidad de Rosario, que debe contratar la empresa e inspeccionar el trabajo. A su vez, desde la ciudad santafesina informaron que el atraso en los pagos por parte de Nación lentificó el avance de las obras. "Discutimos casi todo el año pasado, resistiendo el recorte -dijo Álvarez-, pero tuvimos que aceptar porque la obra estaba casi parada y solo pudimos lograr imponer algunas tareas imprescindibles para garantizar la seguridad de la estructura. Firmamos el acuerdo en enero pasado con el compromiso de regularizar los pagos y terminar el 31 de mayo, pero nada de eso ocurrió". La empresa Creaurban aceptó la reducción de las tareas, pero reclama los pagos a la Municipalidad, que solo está obligada a cubrir el 30% de la inversión. Por ahora, se hicieron pagos de certificados atrasados, a valores de dos años atrás. "Se deben los montos de las redeterminaciones que provocó la inflación y poder cobrar a valores actualizados", agregó.

Por su parte, Anchorena advierte que el acondicionamiento de la Sala de Honor a las Banderas de América quedará para otro momento. "No estoy enterada del estado de la obra -dijo a LA NACION-, pero sé que hay un atraso en la ejecución. Hay muchos monumentos en todo el país que necesitan reparaciones más urgentes que el acondicionamiento de esa sala, que se hará en una segunda etapa". También Delgado se refiere a una primera etapa del trabajo de puesta en valor del monumento (que es la que está en curso) y a una segunda etapa, de características inciertas. En la obra del Monumento a la Bandera trabajan más de 200 personas.

Funcionarios y legisladores rosarinos protestaron por el retraso en las obras. La actual intendenta Mónica Fein llegó a decir que Nación "había secuestrado" el monumento, y Pablo Javkin, flamante candidato electo como intendente de la ciudad, habló de una licitación pública "incumplida". Delgado negó que, como se insinúa, hubiera distritos privilegiados por la subsecretaría que coordina. "El Estado nacional quiere que el monumento tenga condiciones estructurales sólidas y que no haya ninguna patología que lo amenace -concluye el funcionario-. Más allá de las dificultades presupuestarias, el Presidente señaló que todas las obras iniciadas debían terminarse". En 2018, el presidente Macri había suspendido su participación en el acto del Día de la Bandera en el Monumento ubicado en Santa Fe 851, de cara al río Paraná, por cuestiones de seguridad. Este año, Macri encabezará un acto por el Día de la Bandera en un club de la zona sur de Rosario con chicos de escuelas primarias.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.