¿Qué personajes de la cultura podrían reemplazar a los animales en los billetes?

Un imaginario peso con la imagen de Borges, la personalidad de la cultura más mencionada, llevaría además del escudo argentino un laberinto
Un imaginario peso con la imagen de Borges, la personalidad de la cultura más mencionada, llevaría además del escudo argentino un laberinto Fuente: LA NACION - Crédito: Alfredo Sabat
Fernando García
(0)
27 de noviembre de 2019  • 16:52

"Billetes con la cara de la poeta Juana de Ibarbourou. En otro estaba el pintor Figari y al anverso uno de sus cuadros de baile. Artistas en los billetes, no próceres. ¿Habrá un billete de Borges en la Argentina alguna vez?". Las cavilaciones numismáticas de Pereyra, el personaje de la novela La Uruguaya, de Pedro Mairal, se han vuelto de súbito actualísimas de este lado del río. Hace algunos días, el presidente electo Alberto Fernández expresó su decisión de revisar la iconografía salvaje que rige nuestra moneda desde 2016. Ballenas, yaguaretés, horneros, cóndores, tarucas ni guanacos. Fernández prefiere volver a los próceres y las figuras de la cultura. ¿Incorporaría a Borges, Berni o Alejandra Pizarnik en un billete de cien pesos?, le preguntaron. "Sí, ¿por qué no? Lo que no pondría es una ballena. Ellos son hacedores de nuestra cultura, hacedores de lo que somos. Quién puede negar lo que es Borges, Cortázar, Sábato", dijo a Página 12.

Excepto Sarmiento, cuyo gesto adusto sigue circulando en el viejo billete de 50 pesos, la moneda argentina nunca hizo lugar a sus artistas y escritores. No es el caso en otros países de Latinoamérica. Al otro lado del Río de La Plata circulan billetes de Juana de Ibarbourou (1000 pesos), del pintor Pedro Figari y la reproducción de uno de sus candombes (200 pesos) y hasta hace poco se mantuvo en circulación el de 50 pesos con un retrato tardío de Joaquín Torres García y la reproducción de uno de sus diagramas constructivos de los que Uruguay ha hecho casi una marca país.

Un candombe de Figari corre de mano en mano en el billete de 200 uruguayo
Un candombe de Figari corre de mano en mano en el billete de 200 uruguayo

En Chile hay un billete de 5000 pesos con la figura de Gabriela Mistral, la poeta que ganó el premio Nobel de Literatura en 1945; en Colombia, la misma denominación le corresponde a otro poeta, José Asunción Silva, y el de 50.000 a Jorge Isaacs, ensayista y autor de María, una novela canónica del país andino. México, al fin, tiene desde 2008 a Sor Juana Inés de la Cruz, alta figura del barroco latinoamericano, en el billete de 200 y en el de 500 reemplazaron al general Ignacio Zaragoza por un papel que tiene en el anverso a Diego Rivera y en el reverso a Frida Khalo, la pareja más icónica del arte latinoamericano.

Diego Rivera y Frida Khalo, la pareja más icónica del arte latinoamericano, en el anverso y reverso del billete de 500 mexicano
Diego Rivera y Frida Khalo, la pareja más icónica del arte latinoamericano, en el anverso y reverso del billete de 500 mexicano

¿Habrá artistas de la imagen y la palabra circulando entre nuestro dinero? ¿Quiénes podrían ser? LA NACION abrió la pregunta a referentes del arte y las letras para imaginar como sería un peso argentino impregnado de hitos culturales. Estudioso de la iconografía, José Emilio Burucúa no lo duda: "Podrían ir un pintor y una escultora en los billetes: Ernesto de la Cárcova, el primero, porque su obra Sin pan y sin trabajo es uno de los cuadros más impresionantes del naturalismo social que se han pintado en el mundo occidental. Noemí Gerstein, la segunda, porque su Monumento al prisionero político desconocido, exhibido en Londres en 1951, es un epítome visual y expresivo de la tragedia política que es bajo continuo del siglo XX".

Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura, recordada en la moneda chilena
Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura, recordada en la moneda chilena

Desde Bogotá, donde termina de colgar una muestra, la historiadora uruguaya Laura Malosetti Costa apuesta a Berni "el artista argentino más original, polifacético e influyente del siglo XX" y a Lola Mora "la extraordinaria escultora argentina que por mucho tiempo quedó fuera del relato canónico y cuya Fuente de las Nereidas que estaba pensada para la Plaza de Mayo fue considerada pornográfica y hoy está en la Costanera Sur".

El novelista Martín Kohan imagina posibilidades diversas para la emisión de billetes con escritores: "Si se toma el criterio de los próceres, no podrán ser sino Borges y Cortázar. Pero podría emplearse también un criterio de pertinencia: elegir dos escritores en los que son significativos el dinero y el consumo, entonces yo diría: Arlt y Fogwill. Otra alternativa que consideraría adecuada: César Aira en todos los billetes de todas las denominaciones, para hacerlo proliferar en el papel moneda tal y como lo hace en la literatura".

Algo parecido hace Claudia Piñeiro: "Como los dos próceres indiscutidos (aunque tengan fanáticos y detractores) Borges y Cortázar . Por su legado a los escritores que vinieron después, por lo que significan dentro y fuera del país. Manuel Puig, porque representa otro mundo literario, por su cercanía al cine, y porque es de los escritores argentinos que más me gustan. Pizarnik, para que esté presente la poesía. Y María Elena Walsh y Liliana Bodoc como representantes de la literatura infantil".

El ensayista Juan José Sebrelli es taxativo: "Sarmiento y Borges, los mejores escritores del siglo XIX y XX". Marta Minujín no puede evitar la autorreferencialidad. "Borges y Minujín", dice por WhatsApp y sueña con un billete de mil que tenga estampado su Partenón de libros.

"Es evidente que tienen que ser Borges y Berni, no es nada original, pero me parece justo", dice Yuyo Noé al teléfono. "Borges es además una figura superinternacional y Berni representa cabalmente lo argentino. Pienso también en Lucio Fontana, aunque se lo considera italiano, y en Julio Le Parc, que por suerte está vivo".

Un pintor de otra generación como Eduardo Stupía coincide con Noé en la elección de Berni ("es un paradigma que atraviesa toda la historia de la pintura argentina y la transforma") y agrega el nombre de Raquel Forner: "Es una pintora lo suficientemente olvidada como para recordarla en un formato de tanta circulación". ¿Prilidiano Pueyrredón? ¿Sívori? ¿Della Valle? "No me remontaría a pintores del siglo XIX porque creo que hay darle lugar a la modernidad", justifica.

La última ganadora del Premio Herralde de Novela, Mariana Enriquez, abre el juego para Manuel Puig. "Porque se lo merece nomás y creo que a él le hubiera parecido divertido. Y la pondría también a Hebe Uhart porque amaba este país y, al mismo tiempo, le hubiese parecido ridículo estar en un billete".

¿Le habría parecido igual de ridículo estar en un billete a Borges, Cortázar, Berni o De la Cárcova? El anhelo de Pereyra, el personaje de Mairal, expresa al fin una larga deuda de la Argentina para con sus creadores. Acaso sea tiempo para que la biodiversidad y la historia de la independencia hagan lugar a nuestros artistas en el formato de divulgación más veloz y extendido, los billetes que llevamos en los bolsillos.

El debate sobre los animales o los próceres

04:40
Video

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.