¿Qué vas a leer con tu hijo esta noche? Cuentos deliciosos con secretos de cocina

Vitamina ¿dónde estás?
Vitamina ¿dónde estás?
Natalia Blanc
(0)
4 de octubre de 2019  • 20:00

Este fin de semana, la calle Concepción Arenal al 4800, en el barrio de Chacarita, vuelve a llenarse de puestos de libros, comidas deliciosas al paso y familias dispuestas a compartir lecturas y recetas. La feria Leer y Comer propone al público una serie de experiencias que combinan libros y gastronomía. Es por eso que esta semana elegimos siete libros ilustrados para chicos que están vinculados con la cocina. Desde el maravilloso La cocina de noche, de Maurice Sendak, editado en español por el sello Kalandraka, sobre el sueño de un chico que se cruza con tres pasteleros que cocinan cuando todos duermen, hay muchos libros exquisitos que cuentan historias alrededor de la comida. Algunos son informativos y apuntan a difundir de manera sencilla y atractiva cuestiones técnicas como de dónde provienen las vitaminas que necesitamos para estar sanos y otros ofrecen ficciones a partir del plato que tanto irrita a Mafalda: la famosa (y no siempre bien recibida) sopa.

La vaca y la espinaca, un cuento delicioso sobre nuevos sabores
La vaca y la espinaca, un cuento delicioso sobre nuevos sabores

La vaca y la espinaca, de Agustina Lynch (El Ateneo). De la autora de La vaca en su hamaca, y también ilustrado por Diego Barletta, este cuento para los más chicos avisa desde la tapa que se propone "ayudar a los chicos a probar nuevas comidas". Con prólogo de Maritchu Seitún, psicóloga especializada en crianza, el libro tiene como protagonista, de nuevo, a la vaca Paca. En esta aventura Paca se la pasa comiendo fideos y no quiere comer alimentos de color verde. Entonces, para convencerla de que al menos los pruebe, la madre la lleva por la granja a preguntarle a otros animales qué opinan de la espinaca. Sencillo, con letras en imprenta mayúscula y dibujos coloridos, es un cuento ideal para la etapa de los "No quiero. No me gusta".

¡Es mi sopa!, de Michaël Escoffier y Matthieu Maudet (Océano Travesía). Este libro también es para los más chicos. Pero enfoca el tema del "No me gusta" desde otro lugar. Los autores muestran, en pocas páginas y con textos breves, todos los recursos que pone en práctica una madre para lograr su pequeño hijo coma un plato de sopa. Hay berrinches y negativas, por supuesto. Y ahí es cuando la madre tiene una idea tan efectiva como inquietante: convocar a personajes de ficción (un lobo, un ogro) para que la ayuden. Original y divertido, con tapas duras y páginas con colores plenos, lo recomiendo, especialmente, para los que tienen una relación con la sopa igual a la de Mafalda.

Carolina Cacerola, de Martín Cristal y O'Kif (Comunicarte). Esta historia transcurre en una cocina familiar, más precisamente en la cocina de la abuela de Carolina, repleta de ollas de todos los tamaños. A la nena le encanta jugar con las ollas. Imagina que toca la batería, que vuela a la luna en una nave espacial. Pero, claro, cuando uno se distrae jugando siempre puede suceder algo raro. No voy a contar el final, pero algo de eso le pasa a Carolina. Y ahí empieza una historia distinta y muy divertida.

ABC. Mi primera cocina
ABC. Mi primera cocina

ABC, mi primera cocina, de Natalia Romero, ilustrado por Yael Frankel (Periplo). Es libro es ideal para los chicos que están aprendiendo las letras y a formar palabras y que, además, les gustan los misterios de la cocina. Un cuento que transcurre en una cocina, narrado con párrafos breves, en los que se destaca una palabra que comienza con cada letra del abecedario. Original y dulce.

Vitamina, ¿dónde estás?, de Carla Baredes e Ileana Lotersztain (Iamiqué). Las autoras, socias fundadoras de la editorial independiente especializada en libros de divulgación científica para chicos, ofrecen en este álbum ilustrado un recorrido entretenido por los alimentos más saludables. Para indicar a los lectores más pequeños dónde se obtienen las vitaminas y para qué sirven recurrieron a imágenes originales creadas con frutas y verduras, realizadas por Luciana Fernández.

Nanaban, de Graciela Progano (AZ). Este cuento largo o novela corta narra en principio dos historias paralelas: la de una familia formada por Alicia, la mamá; dos chicos, Julio y Rubí, y un perro, León; y también, la del rey Nanaban, de Rualasia, que un día decide conocer América y llega a Buenos Aires en medio de su periplo. Alicia es la chef del importante hotel donde se aloja el exótico rey y allí es donde se conocen estos personajes que, al parecer, no tienen nada en común, hasta que el rey prueba las milanesas con papas fritas preparadas por Alicia. Para lectores de 9 nueve años en adelante que disfrutan de las historias delirantes y divertidas.

Come y crece, un manual para chicos en castellano e inglés
Come y crece, un manual para chicos en castellano e inglés

Come y crece, de Luis Lopez Tallaj (Círculo Rojo). Con textos en castellano y en inglés, el doctor Lopez Tallaj propone en este libro para chicos una guía de alimentación sana para aprender qué debemos comer y por qué. Escrito en un lenguaje sencillo y ameno y con ilustraciones al estilo de los libros de cuentos de la infancia, Come y crece explica cuáles son los principales grupos de alimentos y para qué sirve cada uno a nuestro organismo. En una época de excesos alimenticios (la anorexia y la bulimia, por un lado; y la obesidad, por el otro) es fundamental que los chicos aprendan desde pequeños a elegir bien los alimentos y cómo combinarlos de la mejor manera para aprovechar las vitaminas y los minerales. Además, el especialista explica quiénes son los malos de la película y por qué debemos disminuir la ingesta de alimentos procesados y preferir todo lo orgánico.

Sábados ópticos, en el Museo Nacional de Bellas Artes, propone juegos para chicos a partir de la obra de Le Parc
Sábados ópticos, en el Museo Nacional de Bellas Artes, propone juegos para chicos a partir de la obra de Le Parc

Bonus track

Sábados ópticos en el Bellas Artes

La visita a la muestra de Julio Le Parc, en el Museo Nacional de Bellas Artes, está acompañada por una serie de actividades educativas para chicos. Todos los sábados entre las 14 y las 16.45 hay un taller abierto para familias que propone juegos didácticos y actividades lúdicas inspiradas en las obras del artista argentino. El taller Sábados ópticos no tiene comienzo ni fin: los visitantes pueden ingresar en el momento que deseen para jugar con formas geométricas. Para participar, hay que retirar el pase al taller en el puesto de Informes y presentarlo en el ingreso al Pabellón de exposiciones temporarias. Gratis. Hasta el 16 de noviembre (con excepción del 2 de octubre).

La Biblioteca La Nube festeja sus 44 años este sábado con actividades especiales
La Biblioteca La Nube festeja sus 44 años este sábado con actividades especiales

La Nube cumple 44 años

Este sábado, de 16 a 19, la librería y biblioteca La Nube (Jorge Newbery 3537) festeja sus 44 años con la inauguración de Animalario de Biblioteca, una fiesta de libros para lectores con garra. Es una exposición de libros e ilustraciones y los chicos podrán disfrutar de actividades literarias y artísticas. Participan escritores, ilustradores, narradores, artistas, editoriales, organizaciones y colaboradores de La Nube, que también celebra la Declaración de Interés Cultural de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.