Una ecuación que da resultados: la Fundación ArtexArte cumple 25 años